Traducir
English French German Italian Portuguese Russian Spanish
¿Qué significa Vivir el MJS? PDF Imprimir E-mail
Escrito por En Familia MEM   
Martes, 22 de Septiembre de 2009 11:33
mjslogo
Vivir el MJS te invita a ser signo y portador del amor  de Dios a los jóvenes, especialmente, a los más  pobres y abandonados.
La vida cotidiana, es entonces, el lugar del  encuentro con Dios y de la celebración de la fe. La  meta educativa, “buenos cristianos y honrados ciudadanos”, tiene en la Espiritualidad Salesiana su  fundamento más auténtico.
La Espiritualidad Juvenil Salesiana de los orígenes,  se podría condensar en la expresión: “Servid al Señor con alegría”. Don Bosco y Madre Mazzarello  han sido testigos de la alegría cristiana que tiene sus  raíces profundas en el amor de Dios y han hecho de  ella una característica de su existencia.
Vivir la fe significa vivir la vida del lado de Jesús,  juzgando, mirando y actuando, como Él juzga, mira  y actúa. Significa también, no contentarse con  recibirla y custodiarla, viviendo sin problemas y sin  motivos por los que luchar, sino al contrario: cuestionarse, con el deseo de conocer más la  verdad, es decir, a AQUEL a quien se ama.
“Jóvenes de México no tengan miedo de ser santos del nuevo milenio”
El Papa sueña con jóvenes fuertes, conscientes,  llenos de coraje viviendo el don compartido que se  alimenta en la fraternidad que la Eucaristía nos  permite vivir, suscitando en nosotros la misma  disponibilidad al amor gratuito y total de Jesús.

 

Ser Animadores del MJS

No es sólo ser organizador de actividades o de encuentros… Ser animador, es  sobre todo: acoger a las personas, cuidar de ellas, devolverles las ganas de  vivir, ser esa mano amiga que les acompaña y estimula a crecer y  desarrollar  su vida.

Quien ama  la vida y la quiere plena,  abundante, como la propone el proyecto de Dios, se encuentra cada día con muchas situaciones de muerte. Éstas le  inquietan, le provocan... y lo impulsan a buscar remedios eficaces para  asegurar la transformación necesaria, en una solidaridad que promueve, en primer lugar, a quienes la vida les ha sido robada más violentamente. Su lucha  no puede ser solitaria, es preciso trabajar brazo con brazo, junto con otras  personas impulsadas por la misma pasión.
Vale la pena vivir bien, comprometidos, en profundidad, vivir una vida que comparta grandes riesgos… Vale la pena caminar “contra corriente”: contra el egoísmo, el consumismo, la indiferencia, el placer como meta en la vida... Vale la pena arriesgarnos por alguna causa más grande que nosotros mismos, por algo más valioso que nuestra propia vida.
Su Espiritualidad
El MJS debe tener el alma misionera, hacer, por donde quiera, promotores de gozo y levadura de esperanza.
Siéntete invitado a ser signo y portador del amor de Dios, dando alma a la convivencia humana en tu barrio, en tu ciudad; siendo anunciador de la palabra al lado de los demás jóvenes.
“Dios encarnado en nosotros” es la inspiración fundamental en la Espiritualidad Juvenil Salesiana.  Ésta es, de hecho, la primera modalidad para ser “signos y portadores del amor de Dios”

Características del MJS

El MJS es un verdadero movimiento “juvenil”, formado en su mayoría por jóvenes, los cuales no desprecian la presencia y la amistad de adultos, consagrados y seglares, que caminan con ellos.
-Nuestro movimiento es de Estilo Juvenil: la modalidad de animación y compromiso; cada vez  más, los jóvenes van siendo los verdaderos protagonistas de esta coordinación y presencia del movimiento en la Iglesia local y en la misma sociedad.
-Nuestro movimiento es educativo: Hay en él diversos tipos de identificación  y de pertenencia, así como diferentes tipos de participación y de compromiso según las necesidades del camino educativo de cada uno de sus componentes.
Participan tanto niños, adolescentes y jóvenes, como también adultos,  colaborando juntos, en la formación de todos. El Movimiento Juvenil Salesiano, llega ser para muchos de nosotros, lugar donde experimentamos la alegría de  la vida, donde recobramos fuerzas, bebemos de las fuentes de la espiritualidad y nos apropiamos de valores fundamentales, aprendiendo a traducirlos en opciones concretas de vida.
-Nuestro Movimiento es mundial: es un signo evidente de la internacionalidad del Movimiento Juvenil Salesiano; pero el MJS se extiende en los cinco continentes en 132 países.
-Nuestro movimiento nos motiva a trabajar en red a favor de aquellas causas que tocan  la dignidad de la persona,  la promoción de los jóvenes,  la solidaridad con los pobres,  la nueva evangelización.
La Santidad es Alegría

Estamos llamados a la santidad, una santidad que se constituye en la vida de cada día, viviendo con alegría y  optimismo, cultivando la amistad con Jesucristo, en el compromiso eclesial y en el servicio responsable a los demás.
Don Bosco ha sido definido por el Santo Pontífice como “Maestro de la espiritualidad juvenil”, porque ha sabido hacer Vivo el Evangelio para los jóvenes, acogiéndolos en sus aspiraciones y en sus ganas de vivir.

Los jóvenes estamos llamados a ser  evangeliza-dores de nuestros compañeros: debemos ofrecer el mensaje del Evangelio, a  través de una amistad cordial, un servicio generoso y contagioso gozo de vivir.
El MJS nos debe ayudar a descubrir y a madurar  la vocación humana y cristiana, sobre todo, la vocación del seguimiento a Jesús en el servicio a los jóvenes, según el estilo de Don Bosco.


 

 
gototop