Traducir
English French German Italian Portuguese Russian Spanish
Profesión Perpetua de Ismael Hernández y Francisco Javier Ávila PDF Imprimir E-mail
Escrito por En Familia MEM   
Sábado, 05 de Agosto de 2017 09:49

4 de agosto de 2017, Santa Julia, Ciudad de México: “Ismael, Francisco Javier: el Señor les ama y tiene un plan para ustedes… han respondido y han elegido este Evangelio ‘ser la extensión del perdón de Dios, del amor de Dios, del cuidado de Dios para los demás’. Dios cuidará de Ustedes no se preocupen de los límites que puede ser uno, dos o tres...

...Él les seguirá podando para que sigan dando más frutos, pues Dios quiere el bien de Ustedes y de los demás”  estas fueron parte de las palabras que  el Padre Gabino Hernández Paleta provincial de la Inspectoría Salesiana de Nuestra Señora de Guadalupe (México-México) dirigió, a los jóvenes Ismael Hernández Ramírez y Francisco Javier Ávila Fragoso estudiantes de teología – ambos con el ministerio del acolitado-  durante la homilía y dentro del rito de la Profesión Perpetua con la que se han comprometido con Dios para toda la vida, como Salesianos de Don Bosco.

La ceremonia, presidida por el Padre Hernández, se llevó a cabo en la Parroquia-Santuario Nacional de María Auxiliadora de la ciudad de México. Entre los concelebrantes se contó con la distinguida presencia de P. Hugo Orozco Sánchez, Inspector de la provincia salesiana de  México-Guadalajara, así como del Padre Juan Carlos Solís, miembro de su Consejo, además del Padre Ignacio Ocampo Uribe Vicario del Padre Hernández  y de cerca de 30 sacerdotes salesianos de México Sur y Norte,  Haití, Ecuador y República Dominicana.

Pulse en la numeración inferior para desplegar más imágenes

Les acompañaron sus padres, familiares y amigos, también de miembros de la Familia Salesiana y personas que ellos atendieron en los diversos apostolados donde los profesos han servido a lo largo de su vida. Todos se congratularon con este sí definitivo a Dios  que Ismael y Francisco Javier han emitido como Religiosos Salesianos de Don Bosco.

Como lema de profesión eligieron un fragmento de la Carta de San Pablo a los Efesios (1,3-4): ‘Bendito sea Dios. Él nos ha elegido en Cristo, antes de la fundación del mundo, para que ser santos e inmaculados en su presencia en el Amor’. Así, han firmado su compromiso en el altar sellando su consentimiento ante la Congregación.

Concluido el acto litúrgico se ofreció una comida en su honor en el Colegio Salesiano de Santa Julia, donde Francisco y Javier ah reiterado su agradecimiento a Dios por haberles elegido.

Pulse en la numeración inferior para desplegar más imágenes

 
gototop