Traducir
English French German Italian Portuguese Russian Spanish
Exequias del Padre Alfonso Valenciano Ramírez: agradecemos a Dios todo el bien que ha hecho a través de él PDF Imprimir E-mail
Escrito por En Familia MEM   
Lunes, 12 de Marzo de 2018 10:04

11 de marzo de 2018, Ciudad de México: Durante el Cuarto Domingo de Cuaresma, tuvo lugar la celebración de las Exequias con motivo de la Pascua del Rev. Padre Alfonso Valenciano Ramírez, quien fue llamado a la presencia de Dios el día 10 de marzo.  Salesianos de la Inspectoría de México-México (MEM) se reunieron en asamblea en el Auditorio y Sala Magna “Padre Mariano Carrillo” del Colegio de Santa Julia para pedir a Dios por el eterno descanso del P. Alfonso.

El Padre Gabino Hernández Paleta, Inspector de MEM presidió la Eucaristía. Muchos gesto de afecto y gratitud se dieron al transcurrir la ceremonia, francos signos de esperanza, por ejemplo la presencia de los niños del coro que con gran dedicación preparaba el P. Alfonso, una de sus muchas facetas como educador, pastor, músico y profesionista.

El Padre Inspector, sensiblemente conmovido, procuró una homilía breve para dar paso a los testimonios de  familiares, compañeros de formación y salesianos que convivieron a lo largo de su vida con el P. Alfonso.

Palabras del Padre Gabino durante la homilía:

Audio de los testimonios sobre el Padre Alfonso Valenciano Ramírez

Queridos Hermanos Salesianos, querida señora Lupita, hijas familiares todos del Padre Alfonso, alumnos, amigos que en su momento compartieron la vida con él, Gracias por su presencia.

Hemos escuchado en el Santo Evangelio, que ‘todo en que cree en él, tiene vida eterna’, que hermosas palabra  de  este momento en que le decimos a Dios ¡Gracias!: por el regalo de la vida del padre -Valenciano-, por la vocación, por la respuesta a Dios y por todo el camino que pudo vivir con muchos de nosotros, de ustedes...  Sin más  ponemos en sus manos de Padre Misericordioso, aquellas faltas, aquellos detalles, que pudieron haberlo alejado de Dios y de los demás: Que el Señor le perdone... y le agradecemos todo el bien que Dios, con él, ha hecho a muchas personas.

Si desea desplegar más imágenes pulse en la numeración inferior.

Como lo escuchábamos en la introducción:   'lo que Dios ha consagrado ha sido para los demás.'  Podríamos narra tantas cosas hermosas de una vida de entrega, de amor, de cariño para el bien de demás.  Por eso hoy le decimos a Dios ¡Gracias!, sabemos que hoy en este contexto de Cuaresma camino hacia la Pascua, le decimos: 'Señor, lo confiamos a tu Amor Misericordioso, dale la vida en Plenitud.’

Quiero dejar el espacio para que si algún hermano salesiano, algunos de ustedes quisiera compartirnos algún testimonio de él… que sabemos es la vida...  la vida que comienza y no termina, tan sólo se transforma y por eso le decimos a Dios 'te ofrecemos lo más que tenemos: el sacrificio de la Eucaristía, de tu propio Hijo porque te pedimos le concedas el Eterno Descanso'. Y durante los años, la vida  que Dios le concedió, hay muchos signos de vida”.

El Inspector exhortó a los ahí presentes, a expresar sus testimonios personales sobre el Padre Alfonso, de este modo familiares, alumnos, conocidos amigos, salesianos narraron sus gestos de buen pastor, de amor, de acompañamiento y sus diversos detalles y enseñanzas.  Por ejemplo cuando enseñó inglés, música o canto coral, o sus momentos de convivencia en la niñez y/o en la formación salesiana, así como su vida en Comunidad.

Muy especiales fueron las palabras que expresó el Padre Jorge Fuentes, Secretario Inspectorial, refiriéndose a una llamada dirigida al Padre Marco Antonio Loyola -responsable de la casa de cuidados para los salesianos mayores- quien le narró la última y significativa tarde del Padre Valenciano, rodeado de jóvenes que le visitaron para animarle en su enfermedad, ellos fueron alumnos del P. Valenciano en el coro de la parroquia de María Auxiliadora de la Ciudad de México.

Concluidos los testimonios, el Padre Gabino continuó la celebración diciendo ‘Hemos escuchado tantos signos de vida, que sin duda motivados a ser vividos desde una fe, por eso ahora queremos profesar nuestra fe, queremos pedirle al ser que tantos buenos ejemplos sembrados en nuestras  vidas produzcan muchos frutos (…) [credo] (…)Con la confianza puesta en el Padre celestial, oremos por nuestro hermanos Alfonso que fue llamada a seguir más de cerca las huellas de Cristo como Salesiano de san Juan Bosco y que ha traspasado ya el umbral de este mundo (…)

Al terminar la santa Misa de cuerpo presente, la asamblea se dirigió en cortejo al Panteón Español del Ciudad de México, donde se encuentra la cripta salesiana, lugar donde ahora descansa el cuerpo de P. Alfonso junto con los de otros insignes sacerdotes y religiosos hijos de San Juan Bosco.

Palabras y soneto del P. Jorge Fuentes dedicadas P. Alfonso Valenciano:

Anoche, hablando con el P. Loyola, me comentaba que por la tarde el P. Alfonso había recibido la visita de un grupo de adolescentes que formaron parte del coro de la Parroquia de María Auxiliadora en Santa Julia cuando el estuvo allí hace un par de años. Este grupo de chicos fue a visitarle para saludarle y apoyarlo en su enfermedad. Estuvieron cerca de una hora y media con él, y en un momento dado quisieron cantarle para alegrarlo en su enfermedad. Mientras cantaban el P. Alfonso movía su cabeza y una mano como si llevara el compás como director del coro, visiblemente alegre. Al poco tiempo de haberse retirado estos chicos, el P. Alfonso fallecía. Este soneto, dedicado al P. Alfonso, quiere recoger este hermoso hecho, el último de su vida, en la cual la música tuvo un lugar muy especial. Con todo afecto, para el P. Alfonso, este soneto, titulado: “Vuelo entre cantos” ’.

Soneto: ‘Vuelo entre cantos’

 

Al P. Alfonso Valenciano, con fraternal afecto, en el día de su ingreso a la Casa de la Padre (10 marzo 2018).

 

Las voces, P. Alfonso, de unos niños,

tu lecho de dolor han alegrado;

sus cantos juveniles te han brindado

la fuerza de volar al nuevo nido.

El coro de sus voces te ha infundido

la paz que requerías para tu vuelo;

y el eco de su canto, allá en el cielo,

los ángeles prolongan en tu oído.

De un coro al otro tu alma fue llevada

para unirte a ese canto agradecido

que no conoce ocaso ni amanece.

Descansa ya, cantor, de esta jornada

que ya ha pasado; y, ahora, conmovido,

canta a quien todo canto se merece.

 

 

Breve reseña del Padre Alfonso Valenciano

El buen padre Alfonso nació en la ciudad de Guadalajara Jalisco el 6 de octubre de 1930.

Ingreso al Aspirantado Salesiano de Venta de Cruz, Hidalgo. Emitió su primera profesión el 28 de enero de 1950 en la Ciudad de México y su Profesión Perpetua  tuvo lugar el 14 de enero de 1956.

Fue ordenado Sacerdote en Messina, Italia el 29 de junio de 1960.

Ingreso a la casa de Dios Padre el 10 de marzo de 2018.

Contaba con 87 años de edad, 68 años de vida religiosa y   62 años como sacerdote.

 
gototop