Traducir
English French German Italian Portuguese Russian Spanish
Oratorio Don Bosco: Sábado de Vigilia Pascual PDF Imprimir E-mail
Escrito por En Familia MEM   
Domingo, 01 de Abril de 2018 03:32

31 de marzo de 2018, Puebla: ‘Hoy vivimos ese paso que damos del cuerpo al Espíritu, el cual  se renueva con el signo que vamos a realizar del agua de la Gloria, la que nos abre la puertas del Cielo...  la que nuestros padrinos pidieron cuando nos trajeron a bautizar...'¿Qué le pides a la Iglesia? -La Fe-’... ¿Qué te va a dar la Fe? -la Vida Eterna-. Es lo que vamos a seguir con Cristo Resucitado, es el Camino de la Resurrección, pero sobre todo de Vida, como lo hemos venido predicando toda la Cuaresma, especialmente esta Semana Santa. Vivamos pues este momento recordando nuestro bautismo, que nos hace a cada uno Proclamar a Dios Padre y a Jesucristo nuestro Señor, sobre todo con la fuerza del Espíritu Santo’, fue parte de la reflexión que el P. Álvaro Méndez Rodríguez predicó durante la homilía de la solemne Misa del la Vigilia Pascual que se realizó en el Oratorio Don Bosco.

En el Oratorio Don Bosco se encendió el Fuego Nuevo y se llevó a cabo la liturgia Pascual, misma que presidió el P. Álvaro. Con el rito del Fuego Nuevo inició la Noche de todas las noches, la Fiesta de todas las fiestas para la Iglesia entera, la Solemnidad con motivo de la Resurrección de nuestro Salvador Jesucristo.

Galería del artículo

Si desea desplegar más imágenes use la numeración inferior

Después de una ardua preparación durante Cuaresma y con todas las actividades pascuales que se llevaron durante Semana Santa con los niños, adolescentes y jóvenes, llegó el punto culmen del Triduo, la Vigilia Pascual.

El Padre Álvaro encendió el Cirio Pascual, que fue trasportado hasta la capilla del Oratorio, y con su llama iluminó el recinto, según avanzaba el sacerdote y proclama a Cristo como la ‘luz del mundo’ los fieles encendían sus cirios, dando Gracias a Dios.  Los participantes a la Pascua Juvenil se mostraban muy contentos de poder culminar así este tiempo de encuentro con Jesús. Los jóvenes y adultos que hicieron las veces de apóstoles de Nuestro Salvador desde el Jueves Santo lucían con serena alegría.

Las familias, oratorianos y miembros de la Familia Salesiana estuvieron visiblemente atentos a cada lectura de está solemne liturgia. Al canto del Gloria las campanas repicaron y se soltaron globos blancos para anunciar con alegría el gozo por la Resurrección de Jesús.

El Padre Méndez, señaló que todos se dispusieran a renovar sus compromisos bautismales, pues rociaría el agua bendita como signo que les recodaría que son Hijos de Dios por la Gracia de Jesús. La Santa Misa transcurrió hasta la Santa Comunión. Después de la Bendición Final cada uno de los formaba la asamblea partió rumbo a su casa con el compromiso de llevar a Jesús a sus familiares, ellos mismos semejantes a llamas que extenderán la luz de Jesús a cuantos les rodeen.

 
gototop