Traducir
English French German Italian Portuguese Russian Spanish
Peregrinación Anual de la Familia Salesiana: “Vida en Unidad, en respeto, en fraternidad, en justicia” PDF Imprimir E-mail
Escrito por En Familia MEM   
Lunes, 07 de Mayo de 2018 15:05

5 de mayo de 2018, Ciudad de México: Con la participación de una gran contingente integrado por religiosos y religiosas, consagradas y consagrados, laicos, alumnos, padres de familia etc. muchos miembros de la los diversos Grupos de la Familia Salesiana de las obras de las Inspectorías de México-México (MEM) y México Sur (MME), encabezados por el Padre Gabino Hernández Paleta superior de los Salesianos, así como por miembros de los Consejos de ambas Provincias.

Partieron de la antigua Glorieta de Peralvillo donde se reunieron desde las ocho y media de la mañana y avanzaron en procesión sobre la Calzada de Guadalupe entonando cantos salesianos y marianos,  rezando en santo Rosario, o marchando al son de las bandas de guerra, el gran contingente de personas de todas las edades que asisten o colaboran en Oratorios, Centros Juveniles, Iglesias y Parroquias; Casas de atención, albergues, Internados y Centros de Desarrollo de Comunidades Indígenas en misiones,  Institutos Educativos Colegios y Universidad, Centros de Atención Social del Opción preferencial (Nazaret, Yolia) etc.,  todos con un solo espíritu alegres y con devoción llegaron a la explanada de la Villa de la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe.

El Padre Gabino Presidió la santa Misa en la Casa de la Virgen María que fue concelebrada cerca de 36 sacerdotes salesianos. Además participaron los novicios salesianos. Durante la homilía el Padre Inspector recordó las apariciones de la Virgen María en México, ocurridas del 9 al 12 de diciembre de 1531 a San Juan Diego Cuauhtlatoatzin, donde nuestra Madre se presentaba en cinta y que en palabras del Papa Emérito Benedicto XVI, ella es ‘el Arca Viviente de la Alianza’.

El Inspector de MEM subrayó: “Dios no quiere dejar a su pueblo jamás, se compromete una vez más en nuestra Madre, trayéndonos al Salvador… cada momento de la historia desde el Antiguo Testamento (…) Estos dos mil años que llevamos (…) no es fácil vivir para que crezca el Reino de Dios.

Si desea desplegar más imágenes pulse la numeración inferior

Hemos escuchado en al primera lectura como la Evangelización que va abriendo camino (…) hay una gran conciencia que crece en está primera comunidad cristiana, que es la guía y la presencia del Espíritu (…) en el libro de Hechos de los Apóstoles encontramos esta constante: El protagonismo del Espíritu de Dios y la obediencia de los Discípulos, la obediencia al Espíritu de Dios, hace que siga extendiéndose por el mundo la fe en Cristo.

Gracias a esta valentía, a este discernimiento, a esta docilidad al Espíritu tenemos este gran regalo de la fe, el gran regalo de que Dios no ha hecho por bautismo sus hijos.

Sabemos queridos hermanos, que nuestros tiempos no son ‘felices’ para trabajar en equipo, también lo fue para Pablo y sus compañeros: no fue fácil.

Nosotros podemos tener distintas visiones en tantos aspectos de nuestra familia, de nuestra vida eclesial, pero tampoco debemos perder de vista que somos una comunidad, así Dios la ha querido y que las cosas no se hacen, ni se deciden con criterios meramente personales: necesitamos el discernimiento comunitario, estando abiertos a la vida, por una parte, la realidad, desafíos que se pueden convertir en oportunidades y al Espíritu por otra, debemos saber leer los ‘signos de los tiempos’… Es el Espíritu de Jesús Resucitado, misterioso pero eficaz, agente de toda vida eclesial, quien inspira a la comunidad cuales son los lugares y los caminos de la evangelización en cada momento.

Hermanos, el discernimiento (...) comunitario y la docilidad al Espíritu, hacen crecer lo que soñamos y deseamos: una Vida en Unidad, en respeto, en fraternidad, en justicia” fueron parte de las reflexiones que dirigió el Padre Hernández a todos los reunidos con motivo de esta Peregrinación Anual.

Esta edición tuvo  significado especial por los 125º aniversario de la presencia de las Hijas de María Auxiliadora en México, por ser parte de la preparación al próximo Sínodo de Obispos dedicado a los Jóvenes convocado por el Papa Francisco, por el 150º aniversario de la Basílica de María Auxiliadora que construyó Don Bosco, por la reciente conclusión de los cursos de Salesianidad que se llevan a cabo en la Inspectoría de MEM,  entre tantos motivos que como  Familia Salesiana se tienen para agradecer a Jesucristo nuestro Salvador  y a María nuestra Madre quienes impulsan el carisma de Don Bosco en México.

 
gototop