Traducir
English French German Italian Portuguese Russian Spanish
Jornada Mundial de los Refugiados: Los Salesianos presentes en medio de los desplazados PDF Imprimir E-mail
Escrito por En Familia MEM   
Miércoles, 20 de Junio de 2018 14:59

20 de Junio de 2018 Roma: En 2017 alrededor de  68.5 millones de personas fueron obligadas a huir de sus hogares debido a las guerras, la violencia y la persecución, aproximadamente 40 millones de esos desplazados se trasladaron a distintas  comarcas dentro de sus propios países y 25.4 millones de ellos se trasladaron al extranjero. Más de la mitad de los refugiados son menores de edad, cerca del 53%.

Para los salesianos,   siempre   atentos a los jóvenes más necesitados, los datos publicados por la Jornada Mundial de los Refugiados por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) son un estimulo que les impulsa a seguir comprometidos en la búsqueda de  soluciones.

La acción de los Salesianos es multifacética y tiene lugar en los rincones más diversos del mundo. Solo por nombrar algunas de las acciones que se ha emprendido en todo el mundo:

  • En Italia, los salesianos cuentan con cinco oficinas activas en las primeras operaciones de recepción de menores extranjeros no acompañados (MSNA), gracias a los cuales pueden acompañar y apoyar a unos 160 menores, y en otras 18 estructuras activas en la segunda fase de recepción.
  • En España, la Federación de Plataformas Sociales Pinardi y la Fundación Don Bosco iniciaron un nuevo programa de recepción completo para 40 jóvenes refugiados vulnerables a principios de año. Pero esto es sólo la punta del iceberg:  considerando además a los jóvenes inmigrantes, las Plataformas Sociales Salesianas de España se atienden a más de 25,000 personas.
  • En toda Alemania existen numerosos proyectos y estructuras creadas por los salesianos para jóvenes inmigrantes que han solicitado asilo y que han llegado al país sin su familia, a quienes los salesianos trabajan para ayudarlos en su vida cotidiana. Alrededor de 500 jóvenes refugiados son bienvenidos en las instituciones salesianas, 100 de ellos solo entre Munich y Nuremberg. En su mayoría son niños de entre 16 y 18 años que provienen del África, de Afganistán, de Siria y de Iraq.
  • En Turquía, en Estambul, los Salesianos desde hace 25 años dirigen una escuela para los hijos de familias refugiadas en tránsito desde los países de Medio Oriente al Oeste. Los Hijos de Don Bosco sirven a muchos menores, entre 5 y 16 años, pero también apoyan a los adultos que trabajan para ayudar a sus familias.
  • En Etiopía, los salesianos trabajan con los refugiados de los campos de Nguenyyiel y Pugnido, ofreciéndoles asistencia espiritual y capacitación técnica.
  • En Kenia, en Kakuma, establecieron una comunidad dentro del campamento y trabajan en una parroquia, con varias estaciones misioneras, para el cuidado pastoral de los refugiados católico-cristianos, y en una escuela técnica, con otros tres centros que ofrece cursos de formación técnica e inglés
  • En Juba, Sudán del Sur, gestionan personalmente, con la ayuda de sus colaboradores, un campamento de refugiados que acoge entre 10 y 15 mil personas según el período.
  • Y desde la Pascua de 2018 se abrió una obra en Palabek, Uganda, donde existe la presencia misionera al servicio de los 36,000 refugiados de Sudán del Sur presentes allí.

Otras iniciativas significativas tienen lugar en diferentes partes del mundo, donde los Hijos de Don Bosco continúan la invitación del Papa Francisco a la recepción, a la protección, a la promoción e integración de aquellas personas que son forzadas a huir de sus países.

 
gototop