Traducir
English French German Italian Portuguese Russian Spanish
Profesiones perpetuas de los Salesianos César y Luis Ángel PDF Imprimir E-mail
Escrito por En Familia MEM   
Miércoles, 15 de Agosto de 2018 20:41

15 de agosto de 2018, Ciudad de México: En el  Parroquia-Santuario Nacional de María Auxiliadora de la Ciudad de México,  los salesianos César Cerqueda Estrada, sdb y Luis Ángel Mastranzo Benítez, sdb,  emitieron su profesión perpetua como salesianos de Don Bosco .

El Rev. Padre Gabino Hernández Paleta provincial de la Inspectoría Salesiana de México-México presidió la ceremonia, a nombre del Rector  Mayor Ángel Fernández Artime,  el Inspector recibió en la Congregación  a los profesantes perpetuos, quienes han dicho ‘Sí’ a Dios para toda la vida.

César y Luis Ángel fueron acompañados por sus familiares, amigos y miembros de la Familia Salesiana. Hizo acto de presencia el salesiano Raúl F. Prado Padre maestro, junto con los novicios de nuevo ingreso así como los que pronto llevarán a cabo su primera profesión.

Concelebró el Inspector del Provincia Salesiana de México-Guadalajara (MEG), el Rev. P. Hugo Orozco Sánchez, además participaron cerca de veinte sacerdotes  y dos diáconos de México Sur.

El rito inició con el llamado a los profesantes y después prosiguió con las lecturas propias de la liturgia.

Si desea desplegar más imágenes pulse en la numeración

Después de ser proclamado el santo Evangelio, estas son algunas de las palabras que pronunció Padre Gabino  durante la Homilía:

“Queridos hermanos Lucho, César…

Querida asamblea, quiero compartir a la luz del Evangelio que hemos escuchado, algunos pensamientos que puedan ayudarnos, en este ‘Sì’ definitivo a Dios, a vivir la elección de predilección que hace Dios de sus vidas, en la propia historia de salvación.

María no puede silenciar lo que en ella está realizándose: una autentica maravilla.

¿Qué estará pasando, en el corazón de nuestros hermanos? A la luz de su historia personal:

-          Dios que les llama.

-          Empiezan un camino de discernimiento.

-          Etapas de formación.

-          La Primera Profesión.

-Aquí tenemos hermanos que mañana dirán a Dios ‘Sí’-

Y después de muchos años, de experiencias muy propias, hoy le dicen ‘Sí Señor’ para siempre.

La maternidad de María no es sólo una experiencia individual a disfrutar, hermosa la experiencia de este llamado y de lo que cada uno de ustedes desde el ‘sí’ de la aceptación, la preparación inmediata para vivir este día se viene disfrutando.

Pero la luz de María no sólo es para ustedes; en María también es un acontecimiento que proclamar, no sólo es vivido al interno de su persona.

¿Cómo podemos proclamar esto?

La experiencia de Dios que tiene María, le sirve como criterio para releer desde el ‘Dios que ama al pequeño y desvalido’: la experiencia de los pobres de Yahvé.

Me parece en el camino de cada uno de ustedes (…), compañeros, experiencias, hoy Dios también les está mostrando su amor y misericordia.

Bendito sea Dios que les ha dotado de cualidades, pero en especial este amor de predilección que hace a cada uno de ustedes…” fueron algunas de las reflexiones de Inspector a la luz de la Palabra de Dios

Durante la ceremonia los profesantes se postraron y la asamblea entera hizo oración por ellos.  Más tarde recibieron la luz de Cristo, cada uno pronunció la formula de la profesión religiosa salesiana pero esta vez al pronuncia sus votos enunciaron ‘para siempre’.

El Inspector los recibió como salesianos con profesión perpetua y acto seguido firmaron las actas en el altar, mismas que posteriormente firmó un salesiano como  testigo.

El P. Gabino hizo oración sobre los profesantes  y pidió la bendición de Dios para ellos. Posteriormente fueron recibidos por cada salesiano  con un abrazo,  como signo fraterno.

Más tarde como símbolo de su consagración recibieron de manos de provincial de MEM un Crucifijo. Se prosiguió con el ofertorio y la consagración Eucarística.

Después de la ceremonia litúrgica se ofreció una comida con motivo de las profesiones perpetuas en salón de actos del Colegio Salesiano de Santa Julia. Durante la comida se brindó por César y Luis Ángel, ellos a su vez brindaron por sus familias, por los salesianos, religiosas y religiosos, docentes y formadores, destinatarios que los acompañaron durante su formación.

El Inspector ofreció también un brindis por la perseverancia de estos jóvenes salesianos que han acogido el carisma de Don Bosco para toda su vida, sirviendo en especial a los jóvenes más necesitados.

Demos gracias a Dios por estos hermanos que son un don de Dios para la Congregación, para los jóvenes pero sobre todo para la Iglesia.

 
gototop