Traducir
English French German Italian Portuguese Russian Spanish
Cualificación para la Misión: Religiosos y Laicos, salesianos en formación conjunta. PDF Imprimir E-mail
Escrito por P. Marco a. Becerra y Redacción   
Miércoles, 24 de Octubre de 2018 14:35

La labor pastoral que se lleva a cabo en la Inspectoría de México-México, es un empeño que realizan conjuntamente salesianos de Don Bosco y laicos. Todos en comunión y unidad carismática actúan al unísono en la ejecución del Proyecto Educativo Pastoral (PEPS), para alcanzar la meta de educar y evangelizar a los jóvenes y a sus familias.

Para concretar este objetivo misionero, todos participan simultáneamente de un proceso de formación conjunta. En el primer trimestre de este año pastoral se realizaron las tandas de Formación Permanente a las que han asistido religiosos y seglares, hermanados por el carisma que el Espíritu Santo inspiró en Don Bosco.

Lo anterior con la finalidad para cualificarse y capacitarse en temas y conocimientos de actualidad, referente a los jóvenes de hoy, a sus familias y al mundo que les rodea. Las capacitaciones impulsan procesos de crecimiento de acuerdo a la experiencia de Iglesia y el rumbo trazado por Ella.

Se trata de espacios donde se comparte el espíritu y la misión salesiana, de acuerdo a la vivencia de nuestro Padre Don Bosco, al iniciar el Oratorio, obra de Dios, que cobró su mejor expresión en Valdocco. Nuestro Padre Fundador continúa - hoy como en aquel entonces- motivando a los laicos a trabajar por el Reino de Dios, a través de la promoción de las almas jóvenes, forma privilegiada de compartir la misión Eclesial.

Si desea desplegar más imágenes pulse en la numeración.

Los centros de Espiritualidad ‘Casa del Hombre Nuevo’ de Tlazala, Estado de México y ‘La Casa de Cristo Buen Pastor’ de Tlaquepaque, Jalisco, fueron las sedes albergaron a más de 150 personas interesadas en la formación permanente: Religiosos y Laicos Salesianos llamados a compartir y trabajar por una Misión.

El P. Ignacio Ocampo Uribe, SDB, quien ha impulsado dichos cursos desde sus inicios, siempre a motivado a los participantes a conservar el gusto y el ánimo por estar siempre y mejor preparados para servir a los jóvenes.

En esta ocasión se contó con la colaboración de un equipo de laicos integrado por la Mtra. Ana Ocampo y Liliana Vázquez quienes en base al método “Conocimiento del Mundo actual-Conciencia de Crisis-Reflexión-Propuesta de cambio”, guiaron a los participantes a encontrarse de frente a una juventud movida por la tecnología, la inmediatez de la comunicación y la lejanía de Dios.

Lo anterior permitió a los ahí reunidos a reconocerse como agentes apostólicos, poseedores y constructores de propuestas evangélicas, y de este

 
gototop