Traducir
English French German Italian Portuguese Russian Spanish
Salesianos en Siria: ‘Ir a Misa un Domingo’ y el florecimiento salesiano en medio de la Guerra PDF Imprimir E-mail
Escrito por En Familia MEM   
Miércoles, 25 de Septiembre de 2019 14:59

25 Septiembre 2019, Damasco: en el barrio sirio de Jaramana, Damasco dominaron desde 2011, la destrucción y  la guerra, dejando huellas casi indelebles que afectan aún al millón y medio de personas que lo habitan, parte de sus población,  niñas, niños, adolescentes y jóvenes participan en las actividades del centro juvenil de los Salesianos en la capital del país.

A pesar de la relativa calma que se ha presentado, persisten las agresiones, pues a lo lejos se escuchan fuertes detonaciones. A pesar de esto los Salesianos edifican un  Centro Juvenil en Jaramana, además una iglesia y un centro de formación profesional para atender a la juventud siria (Fuente ANS)

La Inspectoría hermana de Medio Oriente, tiempo atrás decidió acercar sus actividades a la población más alejada y necesitada. En los momentos que se dieron intensos combates, los salesianos como emisarios de Dios y de Don Bosco llevaron a cabo jornadas épicas, conduciendo autobuses para recoger a los niños y a los jóvenes en medio de los bombardeos.

Lo hacían aún  sabiendo del gran riesgo que corrían, pero concientes de que nadie más podría asumir esta misión: “En muchas ocasiones suspendimos las rutas de los autobuses. Teníamos un modo para comunicarnos con los educadores y podíamos informar a las familias”, narra el P. Inspector Alejandro León.

El trasladarse del barrio de Jaramana al Centro Juvenil Salesiano de Damasco implica un trayecto de una hora de viaje, que se complica aún más por el tráfico en la ciudad. Los Salesianos al trasladarse a dicha zona, de mayoría musulmana, y hacer el Centro Juvenil tiene un objetivo claro “(…) abrirlo a la juventud de aquel barrio en estos momentos difíciles en los que empieza la reconstrucción del país.”

El P. León, reseña las grandes lecciones que recibió de unos chicos de aquel barrio:

'Un día que suspendimos la ruta de los autobuses que traían a los chicos al centro juvenil por los bombardeos, vi que a las dos horas se presentaron en mitad de la misa un educador y varios chicos de aquel barrio. Habían llegado caminando en medio de los bombardeos durante más de dos horas.

Al acabar la Misa le dije muy enfadado que me había desobedecido y que había puesto en riesgo su vida y la de los chicos. El educador, muy sereno, me dio una lección de teología y de fe a la vez, al decirme que quién era yo para prohibirle ir a Misa un domingo'.

Con la ayuda de bienhechores hoy cobra vida un nuevo centro salesiano para acompañar la formación de miles de jóvenes sirios afectados por este grave conflicto bélico, acercando la mano de Jesucristo y de María a sus hijos en gran necesidad, a través de los hijos de San Juan Bosco.

 
gototop