Traducir
English French German Italian Portuguese Russian Spanish
Felicidades a las Mamás en su día PDF Imprimir E-mail
Escrito por En Familia MEM   
Domingo, 10 de Mayo de 2020 13:42

En México, como es bien sabido, es una tradición celebrar a las mamás cada 10 de mayo, la Iglesia nos invita a celebrarlas cada día, y esto debido a su continuo trabajo de cuidado, administración del hogar, procuración de alimentos, trabajo no sólo en la cocina, aseo de la familia, limpieza de la casa, hoy desarrollando habilidades del uso de la redes sociales, Internet y cada Nueva tecnología de la Información y la Comunicación para la Educación (TIC´s), a causa de las clases a distancia que los hijos tienen que recibir por el confinamiento y distanciamiento social.

Aún en la Pandemia la generosidad de las mamás es increíble,  por ejemplo,  vemos como jefas de familia llevan a otras mamás necesitadas alimentos, que ellas preparan por el sólo hecho de ayudar y de comprender que  el hambre de los hijos es motivo suficiente de frustración, y esas mamás cuidadosas consiguen cubre bocas guantes y hasta lentes para no propagar enfermedades a sus vecinas que ayudan, incluso regalan estos medios preventivos a quienes lo necesitan.

Hoy muchos no podrán llevar serenata, ni regalos, o tendrán que alejarse de ellas para no enfermarles,  e incluso  quienes acostumbran visitar sus nichos y lugares de descanso en suelo santo no podrán verlas… pero una postal electrónica  un dibujo, una video llamada, una tarjeta electrónica, un video, un blog y  muchos otros recursos saltan a la luz del ingenio humano, para expresar su amor.

Además se puede acceder a  las Misas vía Youtube o Facebook que muchas obras salesianas como la Parroquia Santuario de María Auxiliadora de la Ciudad de México ofrecen, o el Oratorio Don Bosco e Puebla y muchas otras obras salesianas han dispuesto como espacios para rezar por ellas.

A quienes tienen la fortuna de tenerlas en casa, les exhortamos a procurarlas no sólo hoy sino toda su vida.

Nuestro país cuenta con cerca de 120 millones de habitantes 51.4%, es decir, un poco más de la mitad de la población son mujeres  En México muchas mamás trabajan en sectores esenciales para sostenes a sus familias, sobre todo enfermeras y médicos que no han dejado de trabajar. Cerca de 9 millones de mamás son además jefas de familia y sostienen la economía de sus hogares, ellas y muchas más sostiene cerca de 34.7 millones de hogares, 49 de cada 100  hogares de  nuestro país,   es sostenido por una mamá.

Hoy muchas trabajan y atienden el hogar, además  estudian. A nivel mundial se considera que ser madre es uno de los  trabajos más demandante y menos reconocido.

La  Iglesia tiene una mamá clave en la historia de la salvación: la Virgen María Madre de Jesús. Ella al decir ‘sí’ a Dios, dio paso a nuestra salvación, ella alaba las maravilla realizadas por Dios en su persona mostrando gratitud a pesar de la dificultades de explicar un inexplicable embarazo, con José presenta a Jesús en el Templo, se preocupa por su Hijo cuando el desaparece y le encuentra el templo, su intervención  en el milagro del las bodas de Cana pone de manifiesto que Jesús puede hacer cosas imposibles y con eso inicia su vida pública y su predicación. Ella guarda todas las cosas que oye y escucha en su corazón y procura seguir a su hijo incluso hasta al pie  de la Cruz, después de la Resurrección de Jesús,  ella está  presente entre los apóstoles cuando sucede la venida del Espíritu Santo.

Durante el sueño que Juan Bosco tuviera a los 9 años –narra en su libro las Memorias del Oratorio de San Francisco de Sales-  Jesús la señala como su Madre, y la describe  como la Maestra sin cuya guía toda ciencia o conocimiento se convierte en necedad, es a ella a quien Don Bosco atribuye toda la obra salesiana:  ‘Ella lo ha hecho todo’: Es Madre, Maestra y Amiga dirá nuestro fundador.

En México según el Nican Mopohua se revela a San Juan Diego diciendo “-Ten la bondad de enterarte, por favor pon en tu corazón, hijito mío el más amado, que yo soy la perfecta siempre Virgen Santa María, y tengo el privilegio de ser Madre del verdaderísimo Dios, de Ipalnemohuani, (Aquel por quien se vive), de Teyocoyani (del Creador de las personas), de Tloque Nahuaque (del Dueño del estar junto a todo y del abarcarlo todo), de Ilhuicahua Tlaltipaque (del Señor del Cielo y de la Tierra).”

Más adelante le comentará “Porque en verdad yo me honro en ser Madre compasiva de todos Ustedes” . Y posteriormente, al  confirmarle como su enviad,o les dice a Juan Diego ” yo la siempre Virgen María, la Venerable Madre de Dios, allá te envío de mensajero”.

Y ante las preocupaciones que le afligían ante  la encomienda dada por la María al Santo mexicano,  nuestra Madre  tuvo la gentileza de responderle:  "-Por favor presta atención a esto, ojalá que quede muy grabado en tu corazón, Hijo mío el más querido: No es nada lo que te espantó, te afligió, que no se altere tu rostro, tu corazón. Por favor no temas esta enfermedad, ni en ningún modo a enfermedad otra alguna o dolor entristecedor.

- ¿Acaso no estoy yo aquí, yo que tengo el honor de ser tu madre? ¿Acaso no estás bajo mi sombra, bajo mi amparo? ¿Acaso no soy yo la fuente de tu alegría? ¿Qué no estás en mi regazo, en el cruce de mis brazos? ¿Por ventura aun tienes necesidad de cosa otra alguna?

- Por favor, que ya ninguna otra cosa te angustie, te perturbe, ojala que no te angustie la enfermedad de tu honorable tío, de ninguna manera morirá ahora por ella. Te doy la plena seguridad de que ya sanó".

Es para preguntarnos ante este escenario de Pandemia ¿Por qué su imagen permanece entre nosotros? ¿No es que Ella desea que llevemos a su presencia, con nuestras oraciones, aflicciones y pesares?

En la   tradición Salesiana tenemos  una imagen materna clara en Mamá Margarita,  o Margarita Occhiena madre de Juan Melchor, en quien podemos distinguir a la mejor colaboradora de Santo de la juventud,  desde el inició de  la obra salesiana. Ella le educa, le anima y alimenta, reconoce que quizás será sacerdote. En su ordenación sacerdotal le señala los limites de su ejercicio ministerial y la riqueza de la pobreza evangélica, es ella quien  revisará si sus homilías se comprenden, ella le acompañará en los momentos más álgidos de u misión. Es la persona de Mamá Margaita la que identifica las comunidades salesianas como “Familias” donde esta presente la identidad femenina y materna laica. Quizás  otra mamá importante  menos mencionada fue Juana María Ferrero la progenitora  de Don Miguel Rúa, su amor a la obra salesiana se hizo patente al tomar el lugar de Mamá Margarita al partir ella al cielo.

Otras mamás,  que no siempre vemos de esa forma,  son las mujeres consagradas, tanto laicas como religiosas que tiene la  tarea de ser madres espirituales de tantas almas,  como es el caso de Santa María Mazzarello a quien celebraremos el próximo 13 de mayo.

Es pues está maternidad la que debemos celebrar hoy, incluso es seguro que alguna persona enferma tendrá a su lado  a su madre, o  alguien que en su bondad hace las veces de aquella que nos cuida, educa, guía y protege.

Reiteramos: Felicidades a todas las mamás en su día, oramos por ustedes.

 
gototop