Traducir
English French German Italian Portuguese Russian Spanish
Celebración del 150° aniversario del nacimiento del Padre Pedro Ricaldone PDF Imprimir E-mail
Escrito por En Familia MEM   
Viernes, 31 de Julio de 2020 09:53

El pasado 27 de Julio en el Ayuntamiento de Mirabello Monferrato,  Italia se conmemoró el  150° aniversario del nacimiento de Padre Pedro  Ricaldone quien fuera  Rector Mayor de los Salesianos de Don Bosco del año 1932 al año 1951, él es considerado el  4º Sucesor del Santo de la Juventud.

Así para la congregación tanto el 26 de julio fecha del Centenario del Natalicio del Padre Egidio Vigano, como el día 27 fueron por igual motivos de gran alegría, El Padre  Ricaldone,  nació en Mirabello el 27 de julio de 1870 (curiosamente a casi un mes en que nacieron los exalumnos salesianos que también cumplieron 150 años de vida). Los pobladores y autoridades civiles de la ciudad natal de Padre Pedro -Pietro en Italiano-  le recordaron con dos días de festejos oficiales,  considerando su gran legado como ciudadano distinguido y su relevancia social, cultural y religiosa (Fuente: info ANS).

 

 

La finalidad del evento fue el: “Conocer, recordar y descubrir a don Pietro Ricaldone, ilustre ciudadano de Mirabello Monferrato, que con ingenio, humanidad, tenacidad y espiritualidad ha dejado una huella extraordinaria en todo el mundo”.

Como preparativo a la  conmemoración del  siglo y medio de su venida al mundo,  el pasado sábado fue inaugurada la exposición “Don Pietro Ricaldone y la obra salesiana, en Mirabello y en el mundo”, el escenario fue  la iglesia de San Sebastián, en cuyo entorno Don Bosco fundó en 1863 el Instituto Salesiano de Mirabello.

La exposición fue un tributo histórico a la vida y obra del Padre Ricaldone y estuvo compuesta de un conjunto de documentos históricos, relatos, anécdotas de su vida que fueron proyectadas con medios audio visuales, además de contar con objetos y elementos de la época en que vivio el P. Ricaldone.

Además en la Parroquía de San Vicenzo la comunidad de fieles dedicó la oración del Santo Rosario a los salesianos que han formado parte de la historia de Mirabello desde el siglo XIX.  El domingo 26 se abrieron al público la casa donde nació el Padre Ricaldone, fue posible para los visitantes verificar la importancia de este icónico salesiano,  personaje histórico y ejemplo de buena ciudadanía, al grado que su monumento se distingue en la Plaza de San Miguel. La casa y  el monumento junto con la Iglesia de San Sebastián componen un significativo conjunto de la influencia real espiritualidad salesiana que unifica a la comunidad secular en torno al concepto de unidad comunitaria y bien común, con valores cristianos.

Un bello espectáculo  circense, la ceremonia oficial  fueron el marco en donde se conjugó la presencia de autoridades civiles y  de los salesianos de Don Bosco,  entre ellos el Padre Enrico Stasi SDB, superior del lugar. Esta unidad ciudadana  demuestran que la 'comunión'  es también ‘cosa del corazón’,  al  reunir y conjugar  los elementos de una educación que busca formar el alma y la mente, en especial con una perfil de buen cristiano y honrado ciudadano que se manifiesta en personas como el Padre Ricaldone.   Las festejos  fueron clausurados con la Solemne Eucaristía presidida en la iglesia local S.E.R. Mons. Luciano Pacomio,  Obispo Emérito de Mondovi.

Breve reseña:

El Padre Pedro  Ricaldone  tuvo su primer encuentro con los  salesianos de Don Bosco en el instituto de Alassio. Desde pequeño  frecuentó las escuelas de Borgo San Martino, donde conoció  personalmente a Don Bosco.

En 1888, año en que San Juan Bosco fue llamado al Cielo, el jovencito Ricaldone ingresó a la Congregación Salesiana. El será en un futuro cercano el director del primer oratorio de verano abierto en Sevilla.

Fue  visitador extraordinario en las misiones de América Latina, Estados Unidos, México y Extremo Oriente dejando una campo bien sembrado que dejará muchos frutos. Estuvo a cargo de las escuelas profesionales innovando, mejorando su cualificación y viendo hacia el futuro.

En 1932, fue elegido por unanimidad Rector Mayor responsabilidad que asumió con gran dedicación durante  20 años se reconocen su gran inteligencia e ingenio, espiritualidad y humanidad, impulso el espíritu  misionero salesiano, la educación en la fe a través de la pastoral catequística y Dios le ayudó haciendo crecer y extendiendo la influencia de la Congregación. Durante su rectorado se dieron hechos históricos como la canonización de San Juan  Bosco y la beatificación de Madre Mazzarello lo cual le llevó a  ampliar de la basílica de María Auxiliadora.

 
gototop