Traducir
English French German Italian Portuguese Russian Spanish
Para celebrar el Miércoles de Ceniza PDF Imprimir E-mail
Escrito por En Familia MEM   
Martes, 16 de Febrero de 2021 17:07

Para celebrar el Miércoles de Ceniza

Este próximo 17 de febrero la Iglesia celebrará el Miércoles de Ceniza, con esta significativa liturgia, iniciamos el camino penitencial de Cuaresma, esto implica  que como Iglesia caminaremos durante 40 días y 40 noches en compañía de Jesús, estar con Cristo durante los cuarenta días que pasó en desierto, y enfrentar con Él las tentaciones del “enemigo”, quien se atrevió a tentar al mismo Hijo de Dios para desviarlo de su misión redentora.

Hasta el día en que conmemoramos   su entrada triunfal en Jerusalén lo cual hacemos el  Domingo de Ramos, con lo que damos inicio a la Semana Mayor o  Semana Santa ,  en la que haremos  memoria de  la Pasión, muerte y Resurrección de Jesucristo.

 

Con el Miércoles  de Ceniza inicia un recorrido de conversión hacia Cristo, de cambio de vida, de aceptación de la Gracia de las persona de Cristo y rechazo del pecado.

 

No es un episodio de la vida de Cristo, no es sacramento,  pero si implica  y es una enseñanza de Cristo que nos llama a:

- La oración,

- El ayuno y la limosna

La  Iglesia recomienda que lo anterior venga  acompañado de alguna   las  14 obras de misericordia: siete corporales y siete espirituales.

Obras de misericordia corporales:

Visitar a los enfermos.

Dar de comer al hambriento.

Dar de beber al sediento.

Dar posada al peregrino.

Vestir al desnudo.

Visitar a los presos.

Enterrar a los difuntos.

 

Obras de misericordia espirituales:

Enseñar al que no sabe.

Dar buen consejo al que lo necesita.

Corregir al que se equivoca.

Perdonar al que nos ofende.

Consolar al triste.

Sufrir con paciencia los defectos del prójimo.

Rezar a Dios por los vivos y por los difuntos.

Las obras de misericordia corporales aparecen en su mayoría de  lista hecha por Jesucristo en su descripción del Juicio Final ().

Poniendo el  ejemplo:

El Papa Francisco celebrará  y presidirá la Santa Misa de inicio de Cuaresma el Miércoles de Ceniza,  en la Basílica de San Pedro, en el Altar de la Cátedra de la Basílica de San Pedro, con una asamblea de fieles limitada y reducida, respetando las medidas y regulaciones sanitarias vigentes desde ya casi un año. Dicho día no tendrá lugar la Audiencia General.

 

Se han modificado rito de Miércoles de Ceniza

Para poder respetar las medidas sanitarias de seguridad y evitar el contagio del COVID-19, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos de Vaticano  modificó  el rito del Miércoles de Ceniza adaptándose a al  tiempo de pandemia.

Así cuando las condiciones lo permitan se podrá participar en la Parroquia, templo o capilla correspondiente:

1.- Se pronunciara  la oración de bendición de las cenizas

2.- Se les esparcirá   agua bendita, sin decir nada.

3.- El sacerdote se dirigirá a los presentes, diciendo una sola vez y para todos los fieles, la fórmulas del Misal Romano:

“Conviértanse  y crean en el Evangelio”, o bien

“Acuérdate de que eres polvo y al polvo te convertirás”.

4.- Después, el sacerdote se limpiará las manos y se pondrá la mascarilla para proteger la nariz y la boca.

-.Posteriormente, impondrá la ceniza a cuantos se acercan a él o, si es oportuno, se acercará a los fieles que estén de pie, permaneciendo en su lugar. Asimismo,

- El sacerdote tomará la ceniza y la dejará caer sobre la cabeza de cada uno, sin decir nada y sin tocarles

(Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, el 12 de enero de 2021)

 

Se podrá realizar el  rito ya sea por un laico o por un sacerdote, pues se trata de un sacramental, y no de un sacramento  no es necesario estar ordenado ni consagrado para suministrarlo.

Se tiene dos  formas distintas de acceder a la ceniza:

Yendo al templo a recogerla: ya sea que el sacerdote deje caer la ceniza sobre nosotros.

Que recibamos la ceniza en pequeñas bolsas o recipientes para llevarlos a la Familia y

Que la elaboremos  nosotros mismos.

Formas de elaborarla

Como puede elabora la ceniza por parte de los fieles

Esto será siempre y cuando no se pueda, o no se quiera por causa de fuerza mayor ir a la Iglesia más cercana.

¿Qué es necesario reunir?:

Una palma de domingo de Ramos del año pasado

Una olla de Barro

Cerillos y papel largo para encender las palmas con precaución.

Tijeras para recortar las puntas de  la palma.

Navaja para separar las partes más

Una coladera o cernidor para eliminar los trozo más grande y separar la mejor ceniza posible.

- Se emplean las palmas de Domingo de Ramos de los años anteriores

- Son encendidas en una olla tradicional de barro,  hasta consumirse.

-Se cuela o cierne  con un colador o un cernidor

Así estará lista para su uso

Será posible -cuando las condiciones sanitarias así lo permitan- recibirlo en una Iglesia, Capilla o parroquia.

Si no tienes ninguno de estos elementos sugeridos, el padre Alberto Medel -conocido y amigo de los salesianos -( de acuerdo a los subsidios de el semanario Desde la De) , experto en Liturgia de la Diócesis de Xochimilco, propone hacer la siguiente dinámica con la familia:

- Tomen una hoja de papel y, con un bolígrafo, escriba cada uno una pequeña carta a Dios.

- En esa carta díganle al Señor, en qué lo han ofendido, que le piden perdón y que le piden su ayuda para retomar el camino de la conversión.

- Doblen las cartitas y reúnanlas en un recipiente donde puedan quemarlas. (Tomen las debidas precauciones).

 

Forma de suministrarla

-  Ministro, religioso, religiosa o laico (Papá, mamá, hermano mayor o abuelitos)  impondrán  en el templo o en casa  la ceniza, para esto:

-Se deben guardar las normas de salud, de acuerdo con el semáforo con que cuente la entidad federativa, en caso de estar prohibido el acceso al templo,  por estar en semáforo rojo, debe   evitar ir

Debido a las medidas sanitaria para prevenir contagio por covid-19 se estableció evitar todo contacto directo entre los sacerdotes, laico, religiosas, religioso etc. que impondrá la ceniza y el fiel que la recibe.

 

En casita

Reúnan las cenizas en un recipiente adecuado.

Una vez hecha la ceniza, pronuncia la siguiente oración: “Querida familia, pidamos humildemente a Dios Padre que bendiga con su gracia esta ceniza que, en señal de penitencia, cada uno se impondrá en la cabeza”

Tomando un poco de ceniza se signan por si mismos.

¿Cómo impondrán la ceniza los sacerdotes en caso de ir a una Iglesia?

No se tocará a los fieles y se usarán las medidas que en ese momento aplique o sean permitidas

No se tocará a la persona sólo se deja caer sobre él o ella la ceniza desde una posición adecuada,

Se ha establecido por esta ocasión no decir  las palabras de la formula, sino sólo una sola vez  ya sea en casa o en templo :

"Convierte y cree en el Evangelio" ó

"Recuerda que polvo eres y   en polvo te convertirás.”

 

Una Cuaresma para ayudar a los necesitados

Existe  necesidad de reflexionar sobre el “tono penitencial de moderación en el estilo de vida” propio de la Cuaresma, destacando la necesidad de fundamentar estas prácticas en la Palabra de Dios.

La liturgia del Miércoles de Ceniza, implica la necesaria unión entre privación y compartir, ara “no caer en una piedad intimista que nos aísla”; Ayunar y Ayudar,  Mediante lo cual se busca mitigar las consecuencias de la pandemia con una Caridad concreta

Por ejemplo se puede disponer  en la casa en donde  tengamos  una caja pequeña o un sobre donde vayas colocando el dinero que logras ahorrar con nuestras privaciones, y al final de la Cuaresma acercar  lo reunido a lo pobres y/o a la Iglesias.

También participar en alguna Misa virtual donde se bendiga la ceniza a distancia. En las redes sociales de Desde la fe y la Arquidiócesis Primada de México, esta Misa será el miércoles 17 de febrero de 2021 a las 19:00 horas, tiempo del Centro de México. O pude hacerlo a través del canal de facebook de la  Parroquia-Santuario de María Auxiliadora a la 19:00 horas también  tiempo de CDMX.

 

Calendario de Cuaresma y Semana Santa 2021

La Semana Santa 2021

Este 17 de febrero, con la celebración del Miércoles de Ceniza, dará inicio la Cuaresma, un tiempo de arrepentimiento y conversión, que nos prepara cristianamente para vivir la Semana Santa 2021.

La semana Santa iniciará el 28 de marzo con el Domingo de Ramos de la Pasión del Señor, al concluir el  Tiempo de Cuaresma. El Domingo de Ramos es día en que conmemoramos  la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén, y la aclamación que, con ramas de olivo y palma, le hicieron sus seguidores para reconocerlo Hijo de Dios

Así, el día 1 de abril la Iglesia estará celebrando el Jueves Santo, en que se conmemora la Institución de la Eucaristía por Jesús durante la Última Cena; el establecimiento del Sacerdocio Ministerial, y el lavatorio de pies, ritual con el que Nuestro Señor nos enseña el mandamiento del amor y del servicio.

El 2 de abril se celebrará el Viernes Santo, reflexionamos y acompañamos a Jesucristo en su Pasión y Muerte, las parroquias podrían  organizar para esta ocasión  Vía crucis y procesiones Virtuales con el fin de meditar, orar y acompañar a Jesús de camino hacia el Calvario.

El 3 de abril será sábado de Gloria y en las Vísperas de ese día celebremos la ceremonia de fuego nuevo o de Vigila Pascual, con lo que damos inicio formalmente a Día de Pascua, la más importante y gran fiesta del Pueblo Cristiano.

El día siguiente 4 Abril, si bien termina la Semana Santa, estaremos celebrando  el Domingo de Pascua, en donde conmemoramos como Cristo Resucitado venció a la muerte y al  pecado, rescatándonos para siempre, por lo que debemos vivir coherentemente y en correspondencia a su amor. El Papa Celebra la Misa de Pascua y de su Mensaje Urbit et Orbi y la bendición de Pascua, deseando a todos vivir la octava de Pascua con Pleno Gozo y proseguir con la  Cincuentena  Pascual que son los 50 días de gozo por la Resurrección

Indicaciones para las Misas presenciales y virtuales

En primer lugar, para evitar aglomeraciones en los templos, los obispos recomiendan ampliar los horarios de apertura de los mismos, de 7:00 a 19:00 horas, y celebrar una Eucaristía por la mañana a puertas abiertas, guardando las medidas sanitarias que aplican para las celebraciones en este tiempo de contingencia.

Todas las Misas presenciales deberán seguir las indicaciones del Documento expedido por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, que ya hemos mencionado en este artículo

Este  Miércoles de Ceniza 2021 tiene  varios cambios.

En caso de tener posibilidad de hacerlo, la Provincia de México recomienda celebrar una Eucaristía a puerta cerrada - preferentemente en la tarde.  y transmitirla a través de las plataformas digitales; esto con el propósito de acompañar a las familias en la vivencia de la imposición de la ceniza en sus hogares.

 

Distribución de porciones individuales de la ceniza

La segunda recomendación consiste en distribuir porciones individuales con un poco de ceniza que los fieles puedan llevar a sus hogares o imponérsela a sí mismos después de un momento de reflexión personal.

“Tomando en cuenta que la bendición de la ceniza se puede realizar fuera de la Misa, se sugiere comenzar con la distribución de la ceniza desde el lunes 15 y mantenerla hasta el miércoles 17 de febrero”, dice el comunicado.

Junto con la ceniza, se pide entregar algún subsidio para que, individualmente o en familia, los fieles puedan vivir un momento de reflexión que los prepare para vivir la Cuaresma.

A lo largo del día 17 de febrero, Miércoles de Ceniza, sugieren acondicionar espacios abiertos donde las personas puedan acudir al rito de imposición de la ceniza. Estos espacios deberán de contar con ministros debidamente preparados que sigan las indicaciones del Documento expedido por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

“Por la importancia que tiene el signo de la ceniza en el inicio del tiempo cuaresmal, confiamos en que el Espíritu Santo acompañará a cada párroco para discernir lo óptimo para su comunidad; de tal manera que siendo responsables con las medidas sanitarias establecidas por la autoridad, no deje de acompañar este momento tan relevante para la vida espiritual de todos los fieles”

Sobre Ayuno y abstinencia en Miércoles de ceniza.

La Iglesia prescribe con carácter de obligatoria esta práctica y en espíritu de obediencia debemos acatar dicha prescripción, que debe ser un acto profundo en sentido de dejar de hacer el mal y practicar el bien, no mera  obediencia sin sentido de un rito que quedaría como una mera practica piadosa de no comer o estar recibiendo sólo  agua y pan, que sin amor ni oración quedaría como acto presuntuoso y vacío: Lávate la cara, que no se note que ayunas, pero sobre todo sirve a los demás, sin vanaglorias, con sinceridad de corazón.

Se constante en el servicio y la limosna, sino con dinero proporcionado un poco de arroz frijoles, ropa nueva y limpia, porque ahora la ropa usada se tiene que desinfectar y no siempre queda libre de gérmenes, en fin son tiempos un tanto complicados.

El ayuno implica  privarse de alimento  durante un cierto tiempo para:

- Experimentar el hambre, acompañar a Cristo, vencer las tentaciones de cuerpo y la carne, y prepararnos ejercitando  bien realizado de forma discreta, pero nos siempre sólo, si tu grupo juvenil, si tu oratorio te convoca a orar o ha llevar a quienes no pueden ir por alimentos por sí mismos, siguiendo todas la precauciones sanitaria y ayuda, si las circunstancias no te lo permiten o tu salud está decaída: ora, reza por ti y por todos.  Eso te ayudará a  recibir al verdadero  alimento que es Cristo, aunque sea  con una comunión espiritual en una Misa a distancia.

Hoy en día con esta situación de pandemia, nos ayudará a tener empatía con nuestros  muchos otros hermanos  y hermanas, que ayunan permanentemente, que han perdido el trabajo, y sus hijos e hijas no tienen los medios para alimentarse adecuadamente, por los que están aislados, convalecientes y/o sólo… y para los que  temen que la vacuna sea un engaño, que no  teman, por eso el Papa Francisco nos dio el ejemplo aplicándose  este tipo de vacunas, para que todos nos cuidemos los unos a los otros…hasta un piquetito de la vacuna es buena penitencia.

Hoy  usar el cubrebocas es  un acto de amor, quizás sea  tu penitencia… si no crees que sirve para algo,  así es,  podría servir para hacer penitencia, pues no siempre en fácil llevarlo todo el tiempo… además cuidando a los demás ni te van a reconocer (que no sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha),  serás solidario y fraterno a la vez.

Y quizás todo esto nos habrá la puerta a la generosidad para colaborar como  se ha hecho en la campañas de “Conectando Amor”, y podamos dar algo de lo que poseemos, ya sea en recursos económicos o en alimentos,  ya sea en como se hizo en Ayutla Mixes, en Santa Catarina en Nazaret, en Puebla en los Oratorios Miguel Rúa y Don Bosco, o como se hizo en María Auxiliadora a inicios y durante el transcurso de esta pandemia.

Y algo que no debemos de olvidar: la oración. Orar por los enfermos, por el personal de salud, incluso orar por quienes no nos quieren, los que nos critican, insultan, injurian o hablan mal de nosotros, sin ninguna razón como lo hizo Don Bosco. Oremos siempre por todo y por todos y todas, como  nos ha dicho el Papa Francisco, también recemos por él que es cabeza de la Iglesia, Vicario de Jesús entre nosotros. Buen inicio de Cuaresma.

 
gototop