Traducir
English French German Italian Portuguese Russian Spanish
Ordenación Sacerdotal de Asunción Ramírez Ruiz SDB PDF Imprimir E-mail
Escrito por En Familia MEM   
Martes, 29 de Junio de 2010 17:18

P. Asunción ministro sacerdotal e  imagen de Cristo para sus hermanos

26 de Junio de 2010- Santuario Nacional, Santa Julia, Delg. Miguel Hidalgo, México D. F.: A las 13:00 inicio la ceremonia de ordenación  sacerdotal  del Salesiano  Diácono Asunción Ramírez Ruiz SDB, presidida por S. E. R. Mons. Carlos Briseño Arch O.A.R. quien por la imposición de manos otorgó el ministerio del orden presbiteral a nuestro hermano.
Mons. Briseño es  Obispo Auxiliar de México y Vicario Episcopal de la II Vicaría de la Arquidiócesis de México a cuyo territorio pertenece el Santuario Nacional (Parroquia de María Auxiliadora).

Momento de la imposición de manos sobre Asunción Ramírez Ruiz SDB por Mons. Carlos Briseño Arch OAR


Durante la ceremonia Estuvieron presente los Familiares de Asunción Ramírez entre los que se encontraba su señor padre Hilario Ramírez Jiménez y se hizo memoria de su mamá Ofelia Ruiz que ahora está en presencia de Dios.  Además le acompañaron fieles, la Familia Salesiana, Salesianos del Teologado, Posnoviciado y Noviciado, las Hijas de María Auxiliadora, Cooperadores, neo Sacerdotes Salesianos de la Inspectoría hermana de MEG entre otros.

Mons. Briseño con el Padre Joaquín Gómez Fregoso y el P. Miguel Agustín Aguilar Medina Inspector de MEM

 


Concelebrando y en la sede  del altar con Mons Carlos Briseño, estuvieron el Padre Inspector Miguel Agustín Aguilar SDB, el P. Jesús Arámbarri SDB, director del Teologado salesianos de México, el Diácono Hugo Herrera SDB (recientemente ordenado), además de 33 salesianos sacerdotes y dos presbíteros diocesanos incluyendo su párroco P. Mateo Raúl Franco quien lo encamino a los salesianos.

 

Asunción Ramírez Salesiano Sacerdote

Postrado ante Dios con la oración de la asamblea


Homilía
En la Ceremonia de Ordenación y en la homilía  después que se presentara al candidato y el  obispo lo aceptará en el orden de los presbíteros Mons. Carlos Briseño  dijo al ordenando ante la presencia del Pueblo de Dios: “Hoy celebramos un gran acontecimiento para la Iglesia Universal, un nuevo sacerdote, un nuevo presbítero va a continuar la obra de la salvación iniciada por Cristo. Hoy Asunción es un día grande para ti, el Señor te ha elegido antes de que nacieras te ha visto de una manera especial y te quiere encomendar una misión. Una misión, debes de saberlo, no la llevarás con tus propias fuerzas pues Él te promete que estará contigo, sin embargo para permitirle que este contigo, necesitas no olvidar algunos aspectos, que son importantes para tu vida, y que el Papa Benedicto XVI subraya en este año Sacerdotal que estamos concluyendo, en que coloca a San Juan María Vianney como modelos de Presbítero, creo que son palabras proféticas para cualquier sacerdote que viva en el siglo XXI y quiera vivir su sacerdocio de forma plena.

Los presbiteros presente le impusieron las manos

Por eso antes de que asumas este llamado por el rito de la ordenación quisiera reflexionar contigo y con la comunidad que nos acompaña, estos aspectos: el primer punto de esta carta que hoy destaco dice que ´el sacerdote debe identificar su persona y su misión al ejemplo de Cristo´ en una palabra crecimiento en la santidad de los sacerdotes  en Jesús persona y misión tienden a coincidir… el Papa lo expresa en el documento que escribió en el número siete ´Queridos hermanos en el sacerdocio pidamos nosotros, también la gracias de aprender también nosotros del método de San Juan María Vianney, en primer lugar una total identificación con Cristo, con su ministerio. En Jesús misión y persona tienden a coincidir toda obra salvífica es expresión de su Yo filial, está ante el Padre en actitud amorosa de su misión, también el sacerdote debe buscar esta identificación, sin olvidar que la eficacia del sacramento no depende de la santidad del ministro, ni debe dejar de  lado la extraordinaria fecundidad que se deriva de la Santidad Objetiva del ministro con su santidad subjetiva. El Santo Cura de Ars armoniza la tarea de su vida con el ministerio que se le había confiado… en la actualidad como en tiempos difíciles del cura de Ars es preciso que los sacerdotes con su vida y obra se distingan con su testimonio evangélico vigoroso existencial´…

Sacerdote: elegido por Dios desde en seno materno

Ungido para ...

Celebrar el misterio de la redención

Paulo VI nos dice que los hombres escuchan más a gusto a los que dan testimonio que a los que enseñan, y si escuchan a lo que enseñan es porque dan testimonio, Juan Pablo II impulso las beatificaciones y canonizaciones porque estaba convencido que el ejemplo de vida, el ejemplo vital ‘arrastra más que las ideas’ … es necesario que tu Asunción como sacerdote, te des cuenta que tendrás más eficacia en tu labor si va acompañada por tu testimonio sino te conviertes en un funcionario, un hombre hueco, vacío … cuando un sacerdote predica, inmediatamente se identifica si está predicando desde su vida o si lo hace desde su cabeza… por ello debemos pedir todos, fieles y sacerdotes por la santidad de nuestros sacerdotes para que ellos vivan según el Espíritu de Cristo…

Dando a Cristo a los demás

El Segundo punto es la centralidad de la Eucaristía  y del sacramento de la reconciliación… el Cura de Ars estaba convencido que el fervor de la vida del sacerdote dependía de la misa la causa de la relajación del sacerdote es que descuida la misa… que pena el sacerdote que celebra como si estuviera haciendo algo ordinario … al celebrar el cura de Ars ofrecía su propia vida como sacrificio… según madre Teresa de Calcuta.. Ustedes son eucaristía para los demás, degasten la vida iluminando a los demás… tu –Asunción- como sacerdote no te acostumbres a ver vacios los confesionarios… ni te limites a constatar la indiferencia de los fieles antes este sacramento… la adoración ante el sagrario de San Juan María Vianney consiguió que los fieles le imitaran… iban a visitar a Jesús seguros de que ahí hallaría a su sacerdote disponible para escucharlos y perdonarlos…  la confesión es uno de los  sacramentos propios del presbítero…

Ocupando su puesto en el servicio de los demás

Un tercer punto es dar soluciones concretas a situaciones concretas suscitando la participación de los laicos… tu carisma llama a ir hacia los jóvenes más desprovistos, más vulnerable de nuestra sociedad… involucrando a muchos laicos en esta labor compartiendo con ellos tu espiritualidad, por eso el ejemplo de San Juan Bosco y de otros santos que han vivido dentro de los salesianos desde la fundación de la Congregación  que deben de ser inspiración para ti.. por eso necesitamos un hombre de Dios… pero un verdadero hombre de Dios es sensible a las necesidades de su entorno y sabe hacer buen uso de los medios materiales hoy se necesitan sacerdotes que sepan trabajar en comunidad  y potenciar a los laicos para que ayuden a otros laicos.


El cuarto punto es vivir los consejos evangélicos…’ el cura de Ars supo vivir los consejos evangélicos de acuerdo con su condición de sacerdote. Hoy a muchos les atraen esos signos aunque muchos no los entiendan. Y cuando uno menciona castidad, pobreza y obediencia… hace una risa casi burlona…en cuanto a la pobreza él decía que fue rico para dar a los otros y era pobre para sí mismo hoy nuestro mundo vacio de Dios busca llenarse de cosas materiales para satisfacer su vida y nunca lo logra… y como lo dice San Agustín ´Señor nos hiciste para ti y  nuestro corazón está inquieto hasta que no descanse en  ti´… solo viviendo la pobreza evangélica vaciándose de sí mismo y de las cosas materiales y llenarse  de Dios se puede vivir plenamente una consagración a Dios… vivir el sacerdocio ser otro Cristo crucificado… ser otro Cristo para los otros… como dice Santa Teresa ‘sólo Dios basta’… y nos hacemos pobres a los ojos del mundo… solo usamos lo necesario en orden a Dios… hacemos un uso ordenado de las cosas… la castidad centrada en el sagrario vivir la afectividad plenamente que se vea reflejado el amor de Dios… la sociedad nos muestra al hombre dividido en su afectividad y sexualidad reducida al aspecto sensible perdiendo la riqueza que tiene… cuando se es casto se ama a Dios desde los demás… con corazón casto, se ama con el amor de Dios, no con nuestra limitada manera de amar, se ama al prójimo ilimitadamente sin condición, se le tiene paciencia… por eso tu –Asunción- tienes que identificarte con el amor de Dios… simplemente contempla a Cristo en la Cruz…’Padre perdónalos porque no saben lo que hacen’ . Amor casto que te invita a vivir Jesucristo. También la Obediencia como el cura de Ars… ´entrega abnegada a las exigencias cotidianas  de su ministerio’ quien se sentía por debajo de todos los sacerdotes… no se sentía mejor que otros y lloraba, le sostenía la obediencia y la pasión por las almas… decía el cura de Ars… ‘ no hay dos maneras de servir a Dios… hay una sola… servirlo como él quiere ser servido´… una regla de oro para servir a Dios es hacer solo aquello que puede ser ofrecido al buen Dios… la obediencia sacerdotal es un gran testimonio ante un mundo anárquico que no ve la parte sagrada de la autoridad (sea civil o religiosa) donde Dios se manifiesta… tu obediencia sacerdotal si la vives con sentido sobrenatural será un testimonio: buscar la voluntad de Dios a través de tus superiores. El último punto es vivir la comunión con otros sacerdotes y con el obispo… el mundo está dividido… el sacerdote está llamado a buscar la reconciliación de los hombre con Dios, de los hombre consigo mismos y a ayudar al hombre dividido, por el peso del pecado , a integrarse a si mismo… los presbíteros han de descubrir los múltiples carismas de los laicos tanto los humildes como los más altos reconocerlos con alegría y fomentarlos con empeño dichos dones que pueden hacer que todos lleven  una vida más elevada puede nos solo hacer bien a los fieles laicos y también a los ministros mismos. La comunión entre los ministros ordenados y carísimas puede impulsar un compromiso de la Iglesia en el anuncio y testimonio del evangelio de la esperanza y de la caridad y en todos los rincones del mundo … según Juan Pablo II el ministerio sacerdotal tiene una radical forma comunitaria… se debe traducir en diversas formas de fraternidad sacerdotal, afectiva y efectiva solo así los sacerdotes serán capaces de vivir el don del celibato y hacer florecer comunidades cristianas en las cuales se repitan los prodigios de la primera predicación evangélica … Déjate conquistar por Él y con Él, encomiéndate a   María Auxilio de los Cristianos y serás un mensajero de Esperanza”.



Síntesis de Homilía
Así podemos resumir los cuatro puntos importantes a vivir en el presbiterado  recomendados por Benedicto XVI y basado en el San Juan María Vianney, Santa Teresa de Calcula, Santa Teresa, San Agustín y el Papa Juan Pablo II, según señalo Mons. Brsieño:
- 'El sacerdote debe identificar su persona y su misión al ejemplo de Cristo´
- 'Para el sacerdote es fundamental la centralidad de la Eucaristía  y del sacramento de la reconciliación'
- 'El Sacerdote debe dar  soluciones concretas a situaciones concretas suscitando la participación de los laicos'
- 'El sacerdote debe  vivir los consejos evangélicos, incluso en un dinamismo de comunidad de carismas en la eclesialidad'

Por último dejarse conquistar por Cristo y encomendarse a María auxiliadora fueron sus últimas recomendaciones. Se hizo oración.

Así prosiguió el rito de la ordenación donde se le impusieron las manos por el Obispo, luego por los presbíteros, se le dio el saludo, Asunción fue revestido con la estola y la casulla por manos del P. Mateo Raúl Franco y con ayuda de su  padre y de su hermana durante la ceremonia sacramental.


Luego se le ungió por manos del Obispo con el  oleo sagrado  y Mons. Briseño le hizo entrega del cáliz y la patena con el pan y vino instrumentos de su orden, y luego del saludo de los presbíteros  se le invitó se le  a tomar su lugar entre los sacerdotes, concelebrando el misterio eucarístico. Después de la consagración dio a  Cristo en alimento para  los fieles por primera vez.


Luego de la Eucaristía el Inspector agradeció a Mons. Carlos Briseño por la ordenación del P. Asunción Ramírez, en el acto de salida y conclusión Monseñor en signo de humildad pidió la bendición del novel sacerdote.

Agradecimiento a Mons. Briseño SDB

Más tarde durante una comida con motivo del festejo por  nuevo sacerdote el P. Asunción agradeció al Obispo y a todos los que le apoyaron para llegar a este momento de su vida: familiares, formadores, amigos etc. La convivencia fraterna se concluyo cerca de las 16:30 de la Tarde.


Asunción Ramírez Ruiz nació el 19 de mayo de 1966 en Tezonapan, Veracruz, hijo del señor Hilario Ramírez Jiménez y de Ofelia Ruiz Jiménez  quien hoy descansa en la paz de Dios.
Su encuentro con los salesianos se dio con la intervención del P. Gregorio Lobato SDB (ya fallecido) y de Sacerdote Diocesano  P. Mateo Raúl Franco.


Trabajo como voluntario en el Centro Educativo Cultural y Agropecuario Chinanteco “Don Bosco” (CECACHI) de Oaxaca.
Ingreso al Prenoviciado  Salesiano que se ubicaba en “Villa Estela” Panzacola, Tlaxcala en septiembre de 1999.
Realizó su noviciado en Coacalco Edo. de México en el año 2000 y emitió su primera profesión el 16 de agosto de 2001.


Su primer año como tirocinante lo llevo a cabo en el Prenoviciado Salesiano, y el segundo año de tirocinio lo en el Instituto para Mejoradores de Comunidades Indígenas “Don Bosco” (IMCI) en Matagallinas, Oaxaca.
Recibió el Lectorado el 24 de mayo de 2007, fue instituido como acólito el 24 de mayo de 2008. El 16 de agosto de 2008 emitió la profesión perpetua como Salesiano de San Juan Bosco en el Santuario de María Auxiliadora en el D.F.

Le fue conferido el orden del Diaconado el 18 de Junio de 2009 en Guadalajara, Jalisco. Su lema sacerdotal es “Me has seducido Señor, y me deje seducir” (Jr 20,7). Ha sido ordenado Presbítero el 26 de junio de 2010.

Acta de ordenación

Carta del Arzobispo Primado de México

 

 
gototop