Traducir
English French German Italian Portuguese Russian Spanish
Las casas salesianas a salvo a pesar del huracán "Alex" PDF Imprimir E-mail
Escrito por En Familia MEM   
Domingo, 11 de Julio de 2010 16:35

9 de Julio de 2010 - ANS - Monterrey México Luego del paso del huracán "Alex" que ha dejado sentir su poder devastador en la zona noreste de México, entre las obras salesianas se reporta solamente la caída de 80 mts. del muro perimetral del Instituto Tecnológico Don Bosco (INTEC) de Saltillo, en el estado de Coahuila, daño causado por el acumulamiento de agua en algunas zonas bajas de aquella ciudad.En la zona afectada, es decir en los estados de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, se encuentran asentadas un número importante de presencias de los Salesianos y de las Hijas de María Auxiliadora, en su mayoría escuelas. En estos centros educativos, como en el resto de las escuelas, las actividades se han visto limitadas a causa de las torrenciales lluvias de los últimos días, de manera que en algunos casos, como el del estado de Nuevo León, el fin del ciclo escolar, programado oficialmente para hoy viernes 9, ha sido adelantado.

  • En lo que se refiere al INTEC, los daños sufridos requerirán un esfuerzo económico de unos 20,000 USD, sin embargo este problema no ha impedido que los salesianos ofrecieran las instalaciones de aquella obra para albergar a los habitantes de 14 casas cercanas al oratorio salesiano que resultaron afectadas también por las inundaciones.
  • Por su parte el P. Noé Bocanegra, director del Colegio Salesiano de Monterrey, al tiempo que reporta sin daños a las obras salesianas de la ciudad, una de las más importantes del país, comparte también una interesante reflexión: “Algunos seguramente (ante la catástrofe) dirán «que Dios nos encuentre confesados»; yo más bien diría que más que Dios nos encuentre confesados, que nos encuentre confesando, nos encuentre trabajando, nos encuentre solidarios con los más pobres.

Los reportes oficiales hablan de 14 personas fallecidas (21 si se incluyen los fallecidos en Coahuila y Taumalipas)a causa de este huracán que ha afectado, con fuertes inundaciones, diversas poblaciones distantes considerablemente de la costa. En las próximas horas la situación se volverá más crítica con la llegada de una nueva depresión tropical que, aunque se dirige al vecino estado de Texas (Estados Unidos), dejará tras de sí aún más lluvias. No se había vivido una situación así desde 1988 cuando también esta parte de México fue arrasada por otro huracán, que como en esta ocasión, dañó seriamente la infraestructura carretera e incluso urbana, como en el caso de Monterrey.

Los gobiernos de los tres estados afectados , apoyados por el Ejército, intentan gestionar la crisis y devolver a la normalidad su territorio, pese a que se prevé que hará falta un alto desembolso de dinero para ello.

Las autoridades de México y Estados Unidos han decretado asimismo el cierre de los cruces internacionales entre la mexicana Nuevo Laredo y Laredo, Texas.

Tras las intensas lluvias, el presidente mexicano, Felipe Calderón, se desplazó este jueves a la zona para participar en las labores de reparación de daños y mostrar su apoyo a la población.

 

Noticia y fotografías originales publicadas en infoANS

 

 
gototop