Traducir
English French German Italian Portuguese Russian Spanish
¿Quieres ser Salesiano? PDF Imprimir E-mail
Escrito por En Familia MEM   
Lunes, 24 de Noviembre de 2008 05:22
Indice del artículo
¿Quieres ser Salesiano?
Etapas
Opciones
Todas las páginas

¿Te has preguntado si Dios te necesita?

Podrías decir que Dios no necesita a nadie. Pero Él se manifiesta a través de sus hijos.

Cada uno de nosotros está llamado por Dios a una misma vocación: la Santidad ganada por Cristo.

¿Y que tal con ser santo con estilo? Al Estilo de San Juan Bosco, cercano, alegre, es decir, una vocación o llamado a la vida Salesiana.

La Inspectoría cuenta con dos responsables de la Animación y Promoción el  P. Marco Antonio Gutiérrez Loyola y P. Paulo Armando Morales Gutiérrez

Porque ser salesiano es para ti: ¡Ven y sigue a Cristo más de cerca con Don Bosco!

 

1.5.1 Quieres ser Salesiano?

La comunidad Inspectorial recibe y acompaña la vocación de cada hermano, cuida la preparación de los formadores y las estructuras de formación, y anima la labor formativa de las comunidades locales”.(Cont. Art. 101)

Dios  te llama y no te deja sólo, si Señor, te da hermanos que te acompañan, te permite vivir la experiencia de estar con Él, de vivir como vivió Don Bosco, y se comprometen juntos a guiarte de la Mano de María Auxiliadora: ¿no es poco verdad? 100% garantizado. Si nosotros si garantizamos esto. Pero para ello y si te faltaba más información, en cada etapa de tu formación se te ayuda a crecer humana y cristianamente, se te da una familia  ¡Si y una FAMILIA!. Y te enseñará a ser parte de ella.


Si eres joven, te gusta la oración, el servir con otros, te gusta ser alegre y convivir con otros jóvenes, y tienes buena actitud o disponibilidad pues estamos para servirte. ¿Más dudas? ponte en contacto con nosotros.

Vocación al estilo de Don Bosco

Como Salesianos de Don Bosco nos sentimos llamados por Dios a seguirle más de cerca en el plan de la salvación de la juventud, siguiendo las huellas de nuestro Fundador. Esta llamada nos lleva a vivir en comunidades que se componen de sacerdotes y hermanos coadjutores, complementándonos unos con otros, como hermanos, experimentando la misma vocación. Dicha vocación la vivimos a través de nuestra consagración al apostolado por los jóvenes, así manifestamos, expresamos y entendemos nuestra entrega a Dios...


Qué hacemos al comprometernos:

Claro como el Agua:

Entregamos nuestra voluntad y fuerza a Dios (voto de obediencia), renunciamos a nuestros pocos o muchos bienes por Dios (votos de pobreza) y todo nuestro ser es para Dios (voto de castidad), así se transformamos en mediación de salvación para los jóvenes. Con nuestra profesión religiosa nos disponemos a seguir a Jesucristo paso a paso, codo con codo y a trabajar con Él en la construcción su Reino. "Nuestra vida de discípulos del Señor es una gracia del Padre que nos consagra con el don de su Espíritu y nos lleva a ser apóstoles de los jóvenes”. (Const. Art. 3).


Etapas


Aspirantado: es una etapa de formación inicial para discernir ha donde quiere llegar.

Prenoviciado


Es una preparación especial para quienes piden entrar a la Congregación a nivel humano, donde lo que cuenta es tu maduración,. Procura un proceso de reflexión serio pero que ayuda mucho, sobre la opción vocacional y comprobar si somos idóneos para comenzar el Noviciado. Esta preparación se realiza mediante una experiencia de vida comunitaria y apostólica salesiana (es decir de servicio) Todo esto es todos los días y prepara para toda la vida.

Noviciado

El noviciado es el comienzo de la experiencia religiosa salesiana en el seguimiento de Cristo. "El noviciando tiene como finalidad que los jóvenes conozcan mejor la vocación desde la cercanía con Dios (primero un ser humano (prenovicio): luego el hombre de oración), podrás vivir un estilo de vida que te ayude a unir la mente y el corazón con su espíritu y que pueda hacer para ti y lo de mas la claridad y certeza de intención así como tu actitud con Dios".

Posnoviciado

Es una fase de maduración religiosa que continúa la experiencia del noviciado, pero preparando a la formación reflexiva e intelectual que prepara al tirocinio más práctico. Es muy importante. Así viviendo con alegría y fidelidad los compromisos asumidos en la primera profesión, asumes en la vida la identidad salesiana mediante la interiorización y la profundización de sus diversos aspectos. Las Constituciones (nuestra norma de vida) establece que seas ayudado a integrar «progresivamente fe cultura y la vida» a través de «la profundización en la vida de fe y en el espíritu de Don Bosco y una adecuada preparación filosófica, pedagógica y catequística, en diálogo con la cultura».

Tirocino

Es una etapa bien practica de la vida salesiana en una experiencia educativo-pastoral. En ella podrás ejercitar lo que has aprendido del sistema preventivo y, sobre todo, en la asistencia. Serás acompañado por el Director y la comunidad que te reciba, realizaras la síntesis personal entre tus actividades y los valores de la vocación. Es la fase más característica de la formación inicial; el modelo de la experiencia que Don Bosco vivida con los jóvenes del Primer Oratorio. ¿Qué tal? Suena bien.


Formación Específica

Período ubicado en torno a la profesión perpetua, que completa la formación de base del educador pastor salesiano hecha en el tirocinio. Si te siente llamado como salesiano al servicio ministerial presbiterado o al diaconado, la formación específica sigue las orientaciones de la Iglesia. Si eres llamado a ser hermanos Laico: Coadjutor, entonces se inicia una tiempo de formación profesional.



Opciones


Todos somos Salesianos pero no todos estamos llamados al mismo estado de vida aun como Salesianos. Algunos estaremos llamados a ser “Salesianos clérigos”; otros, para ser “Salesianos Laicos” (Salesianos Coadjutores).

Los Salesianos Clérigos se dedican al servicio de los jóvenes a través del ministerio sacramental, ya sea como Diáconos permanentes o como Sacerdotes. ( El término “clérigos” abarca a aquéllos que se preparan para la ordenación del Diaconado o del Sacerdocio).

Los Salesianos Laicos son aquéllos que se dedican a la misma vocación de servir a los jóvenes desde el estado laical, como hermanos entre hermanos. “Cada uno de nosotros es responsable de la misión común, y participa en ella con la riqueza de sus bienes y de la característica laical y sacerdotal de la única vocación salesiana.

El Salesiano presbítero o diácono aporta al trabajo común de promoción y de educación en la fe lo específico de su ministerio, que lo hace signo de Cristo pastor, sobre todo con la predicación del Evangelio y la acción sacramental. La presencia significativa y complementaria de salesianos clérigos y laicos en la comunidad, constituye un elemento esencial de su fisonomía e integración apostólica”. (Const. Art. 45)


Así que jóvenes con inquietudes vocacionales hacia la vida Salesiana: estamos para servirles.

Además existen otras opciones en las que te podemos orientar como son:
- Cooperador Salesiano
- Voluntarios con Don Bosco
- Asociación de Devotos de María Auxiliadora
- Exalumno

Son específicamente seculares y laciales.

 

Contactos
P. Marco Antonio Gutiérrez Loyola
Animación Voc. y Familia Salesiana
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

P. Paulo Armando Morales Gutiérrez
EQUIPO DE PASTORAL JUVENIL SALESIANA (EPJS)
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla



Voluntariado

El voluntariado en la Pastoral Juvenil Salesiana:  La presencia del voluntariado laico en el Movimiento Salesiano es un motivo de alegría para la Congregación, afirma el CG24 (17).

El voluntariado es una realidad en crecimiento y se expresa en una gran pluralidad de formas (Cf. CG24,26): voluntariado en las obras de la inspectoría o en los territorios de misión confiados a la Congregación; voluntariado social entre los más pobres,  voluntariado educativo en el tiempo libre (animadores), voluntariado directamente evangelizador o como una experiencia directamente vocacional. Un voluntariado de larga duración (un año o más) o de breve tiempo. Al voluntariado se puede también añadir el servicio social con verdadero espíritu de voluntariado.

del voluntario: una persona que entiende su vida como vocación, es decir, como un don y un  servicio; una persona madura humana y cristianamente; una persona capaz de relaciones personales en un clima de acogida incondicional del otro y de reciprocidad.

La Pastoral Juvenil Salesiana coloca también al centro la persona del joven y tiende a desarrollar en ella todos sus recursos positivos, a abrirlo a un sentido vocacional de la vida y a comprometerlo al servicio gratuito de los demás para construir de este modo una sociedad más justa y solidaria. El Sistema Preventivo por su parte nos orienta en esta misma dirección y contribuye a crear en nuestros ambientes una verdadera cultura del voluntariado.

En México Tenemos diferentes tipos de Voluntariado un de ellos es el Misionero, otros dentro del MJS, otros en asistencia a niños en situación de riesgo y muchos otros más, son para todos aquellos jóvenes( y para aquellos no tan jóvenes) que desean servir a Dios sirviendo al PRÓJIMO. Además sirven para definir algunas cuestiones en sentido de vocación y a los que Dios inspire en el corazón de cada joven o persona que participa.

Los Voluntarios Misioneros Salesianos expresan la vida cristiana a quienes ayudarán de manera alegre y festiva, asistiendo sobre todo en zonas rurales con carencias y pobreza propias de esas regiones.

Para Voluntarios Misioneros: Comunicarse con el P. Miguel Ángel Lezama Rojas

 
gototop