Se ha celebrado el Centenario de la Revolución Mexicana: ¿Y los Santos de la época? Imprimir
Escrito por En Familia MEM   
Martes, 23 de Noviembre de 2010 23:22

18-20 de Noviembre de 2010- México D.F.: se ha celebrado el Centenario de la Revolución y el Presidente de México Felipe Calderón Hinojosa acompañado de su Señora Esposa Margarita Zavala ,  que han  presidido diversas ceremonias desde la Reinauguración del remodelado Palacio de Bellas Artes, en la Entrega de Condecoraciones de Perseverancia y Mérito Deportivo y Ascensos a Militares, o la  Ceremonia del Centenario del Inicio de la Revolución Mexicana y Homenaje a Don Francisco I. Madero, y el Desfile  Militar del día 20 caracterizados con personajes de la Revolución que sustituyo al desfile deportivo que se estila en estas fechas, además el Regente de la Ciudad de México abrió al Público el renovado Monumento a la Revolución que en realidad fue construido en época de Porfiriato y cuya finalidad era otra. (Fotografías Presidencia de la República)

Presidente de México con su esposa y el Secretario del SEP en el Palacio de Bellas Artes

Entrega de condecoraciones el 20 de Noviembre de 2010

Presidiendo el Desfile militar desde Palacio Nacional

Antes al desfile el Sr. Presidente Calderón exhortó a los mexicanos a defender, por encima de todo, la democracia y la libertad, conquistadas por nuestros héroes de la Independencia y la Revolución: "si a esas generaciones correspondió conquistarlas, a la nuestra corresponde ampliarlas frente a quienes las amenazan con su violencia"... "Que nadie ni nada pueda nunca limitarla, amenazarla, chantajearla, manipularla. No permitamos, bajo ninguna circunstancia, que unos cuantos pretendan arrebatarnos la libertad de todos. Enfrentemos con estatura moral y altura de miras, con convicción, con vocación histórica, a los enemigos de nuestra democracia y de nuestra libertad", "Y eso es, amigas y amigos, en este Centenario, lo que debemos hacer. Luchar con firmeza y decisión por la libertad, que implica a preservar la seguridad que la hace posible; luchar por la libertad y los derechos de mexicanos de hoy y de los de mañana."

El desfile inició a las 11 de día contó con la participación de 8,806 efectivos militares , 24 banderas y estandartes, 50 vehículos y 183 civiles.  Se realizaron demostraciones acrobáticas de la fuerza aérea, se mostraron parte de los recursos con que cuenta nuestro Ejército, se realizaron interpretaciones y alegóricas,  la gente estaba contenta, todo  transcurrió sin incidentes violentos además estuvo vigilado por más de 2,000 efectivos policiacos.  Entre estas celebraciones los legisladores realizaron una ceremonia de apertura simbólica de la nueva sede del Senado, todavía inacabada, ubicada entre las avenidas Insurgentes y Reforma en la capital mexicana.

Fue un día de orgullo Mexicano que parece contrastar  con la violencia que hoy vivimos, y que nos hace recordar a héroes anónimos de esa época, católicos sencillos, granjeros, laicos o religiosos que no son mencionados en estas fechas como personas que aportaron a la patria su vida no son considerados entre Madero, Zapata, Pancho Villa o Carranza, se trata de los que dieron su vida por la fe, recordados el 21 de Noviembre día de Cristo Rey del Universo, si bien su celebración en cada caso es en diversos días del año hoy los traemos a su memoria pues a ellos podemos encomendar con Cristo el pedido de paz de este México que sufre, y pedir que reciban a esos civiles, soldados y policías inocentes que han dado su vida, unos cumpliendo con su deber, otros víctimas de  esta violencia del narcotráfico y del crimen organizado, sea por agresión directa o por la confusión causada por el mal, este mal que el S.S. Benedicto XVI ha recientemente calificado como "la Serpiente que envuelve al mundo".

Estuvo bien vigilado, cerca de 2000 elementos de policía resguardaron el desfile

Celebramos ser México pero duelen las cerca de  30,000 personas muertas,  entre ellos jóvenes que son víctimas inocentes, y algunos no tan inocentes y que son sicarios de sí mismos, que equivocados eligieron un camino que Dios no deseaba para ellos... Si ellos son víctimas también...

Desde temprano se realizó un homenaje a Francisco I. Madero

Pidamos por nuestros gobernantes para que sean ciudadanos cumplidos y comprometidos, como Don Bosco debemos antes que nada, orar en la acción promoviendo los espacios de bien, de valores, de convivencia eso son los oratorios, las parroquias.

Se realizaron actos acrobáticos de caballería

Pero debemos reflexionar:

José Narro Rector  de la UNAM, expresó (según las fuentes noticiosas) en ese mismo día que mientras existan la pobreza y desigualdad y la injusticia social en México los ideales de la Revolución seguirán vivos y vigentes...

Sí, pero nosotros agregamos: la brecha se hace aún más grande sin la presencia vital de Dios...Por eso recordamos a los héroes y santos de aquel período, de nuestra iglesia que hoy requiere de su testimonio fiel y honesto:

San Cristóbal Magallanes Jara

San Agustín Caloca Cortés

San José María Robles Hurtado

San David Galván Bermúdez

San Justino Orona Madrigal

San Atilano Cruz Alvarado

San Román Adame Rosales

San Julio Álvarez Mendoza

San Pedro Esqueda Ramírez

San Rodrigo Aguilar Alemán

San Tranquilino Ubiarco Robles

San Jenaro Sánchez Delgadillo

San José Isabel Flores Varela

San Sabás Reyes Salazar

San Toribio Romo González

San Luis Batiz Sainz

San Manuel Morales

San Salvador Lara Puente

San David Roldán Lara

San Mateo Correa Magallanes

San Pedro De Jesús Maldonado

San Jesús Méndez Montoya

San David Uribe Velasco

San Margarito Flores García

San Miguel De La Mora De La Mora

Santos Mexicanos: Son dignos de ser recordados

Si, recordemos a los que hoy son nuestros santos, y sino los conocemos , debemos leer sus biografías , y así pidamos por la pronta canonización de los beatos mexicanos que nos recuerdan el valor de nuestra fe,  como José Luis Sánchez del Río adolescente de 14 años (de la misma edad que Domingo Savio) que dio  su vida por Cristo y la Iglesia. Nacido el 28 de marzo de 1913 en Sahuayo (Michoacán, México). Lo asesinaron en su ciudad natal, el 10 de febrero de 1928 por mantenerse fiel a Cristo y a su Iglesia.  Fue Beatificado el 20 de noviembre, 2005 junto con trece mexicanos mártires de la persecución religiosa de la segunda década del siglo XX.

José Luis Sánchez del Río adolescente de 14 años que dio  su vida por Cristo y la Iglesia