Se realizó el encuentro online: Experiencias y desafíos en el trabajo educativo - pastoral de las Obras Sociales Salesianas durante la pandemia. Imprimir
Escrito por En Familia MEM   
Miércoles, 12 de Agosto de 2020 17:32

Con el objetivo de fortalecer el aprendizaje mutuo a través del intercambio de conocimientos y profundizar el trabajo de  la Red de Obras y Servicios Sociales para jóvenes en situación de riesgo de la Región de Interamérica “América Social Salesiana” - que coordina el Rev. P. Juan Carlos Quirarte Méndez, SDB de la Provincia de México-Norte-  el día 4 de agosto llevó a cabo  el encuentro online: Experiencias y desafíos en el trabajo educativo - pastoral de las Obras Sociales Salesianas durante la pandemia (Con datos de ANS).

Contó con la asistencia de representante de 14 inspectorías - Estados Unidos Este (SUE), Estados Unidos Oeste (SUO), México-Guadalajara (MEG), México-México (MEM), Centroamérica (CAM), Antillas (ANT), Haití (HAI), Colombia-Medellín (COM), Colombia-Bogotá (COB), Venezuela (VEN), Ecuador (ECU), Perú (PER), Bolivia(BOL) de la Región Interamérica  y Chile (CIL)  de la Región del Cono Sur.

En total se congregaron  27 personas entre quienes se encontraban delegados y directores de obras sociales y delegados de la pastoral juvenil. Cabe destacar la presencia de parte de México-México de:  la Srita.  Vicky Cerón, Delegada  del Inspector - Rev. Padre Ignacio Ocampo Uribe-   para el Ambiente de  las  Obras Sociales de la Provincia de México-Sur y la Srita.  Mónica Rábago González Salesiana Cooperadora, Directora y Fundadora de la obra Yolia A.C. institución que  atiende a las niñas y jóvenes en situación de calle

A través de una reunión vía  Zoom (TM); que duro cerca de dos horas y mediante trabajo en grupos reducidos,  intercambiaron las experiencias y estrategias socio-educativas que implementaron en los meses anteriores, para afrontar los diversos retos que implicó atender a la población más vulnerable en los momentos más delicados –hasta ahora- de  la emergencia sanitaria provocada por la propagación del Coronavirus,  SARS-COV-2 o COVID-19.

Al entrevistar vía telefónica  Mónica Rabago en México,  sobre su participación en el encuentro, ella ha comentado lo siguiente:

“Recuerdo que desde hace 20 años observaba y proponía la necesidad de crear esta Red y su desarrollo fue avanzando poco a poco,    me legra  ver como el gran trabajo del P. Juan Linares - quien inició este gran proyecto -  permitió que esta Red se materializará.  Quiero expresar mi reconocimiento a su dedicación y empeño que fueron los catalizadores para que  este proyecto fuera una realidad.  Es una gran satisfacción  y me llena de ánimo,  el  poder compartir lo que hacemos y lo que otros pueden aportar  desde su propia realidad inspectorial.

Es un hecho que toda acción puesta en marcha en cada situación  y escenarios locales, nos han ofrecido una gran contribución  desde las iniciativas que han funcionando respondiendo  al entorno  social que les rodea,  considero que están ayudando a consolidar la interacción entre nosotros, nos fortalecen en  la comunión desde elcarisma salesiano. Poder aprender de los otros equipos que atienden el sector de atención  social,  nos ofrece nuevas ideas y elementos para responder en nuestra situación concreta, por ejemplo el Equipo de Ecuador, país donde ya habían alcanzado la etapa más crítica de los contagios por COVID-19, nos compartieron ideas de las medidas, acciones y estrategias que pueden ser implementadas en casos similares en nuestros contextos.

También  fue muy provechoso y productivo el compartir e intercambiar las experiencias desde el sentido de Identidad en el Carisma Salesiano, pues esto crea y nos  da un sentido de unidad en la identidad,  nos entusiasmaron desde el hecho que dichas  aportaciones, nos permiten  saber que no  estamos solos en el trabajo y  misión de la salvación de la juventud más pobre y necesitada. Nos ayuda a reconocer que no somos islas, ni  los   únicos ‘locos’ que trabajamos incansablemente en algún proyecto de Don Bosco.

El reunirnos con personas de diferentes países nos abre el panorama y nos permite revalorar  nuestro trabajo, lo apreciamos nuevamente de modo que identificamos  forma parte de un todo más grandioso, donde se puede ofrecer mucho más y desde donde se pueden impulsar muchas otras oportunidades e iniciativas.

Esto ayuda a cumplir  más ideales y considerar el aspirar a realizar actividades conjuntas por ejemplo: el convocar para  participar en foros,  intercambiar  información, compartir desde los  diversos medios documentos y materiales formativos… etc.  Por ejemplo:   intercambiar y combinar instrumentos educativos o de formación, retomando elementos y medios de otros países.

Este encuentro me alegra mucho, me entusiasma,  me ayuda,  alimenta incluso mi propia vocación como Salesiana Cooperadora  me alienta, estimula e impulsa a seguir a pesar de las dificultades, sabiendo que hay otras y otros que hace los mismo, que piensan, trabajan y se comprometen en la misma labor, unos mejor que otros, pero todos dispuestos a compartir lo mejor que tienen.

Al mismo tiempo  permite que los equipos de trabajo – de cada Inspectoría-  se perciban  como una parte de un enorme grupo  o Familia,  cuya fortaleza  y potencial a descubrir proviene del  carisma salesiano, fortaleciendo el sentido de comunión e identidad, muy motivados   al  ver que las obras son impulsadas y animadas  por personas que viven el Carisma Salesiano.

Podemos ver que en cada Inspectoría posee elementos, aportaciones y experiencias de donde aprender, revelándonos que Dios quiere que trabajemos por los jóvenes más pobres,  esto me  ayuda como una gran  motivación vocacional. Cada encuentro que tengo con las personas de la  Región, me da la perspectiva que lo que hacemos  va mas allá de lo que se puede imaginar o conocer en el entorno inmediato y/o cercano,  y abre un  panorama inmenso,  el cual te lleva a soñar  en grande.

Te permite refrendar como es que  la participación de la Familia Salesiana es siempre  activa y  de alto impacto.

Manifiesto que me sentí  muy contenta de compartir mi vocación de salesiana cooperadora, y quisiera resaltar que la congregación cuenta, además de los SDB´s con  laicos y otros miembros destacados de la Familia Salesiana,  hay diversos   salesiano cooperadores muy comprometidos con el sector social como  Marlon Herrera, Director  la Red Muchachas y Muchachos con Don Bosco en República Dominicana, él es un gran testimonio, referente y  una fuente de inspiración para más personas, quien desde  su compromiso apostólico nos muestra como ser otro Don Bosco” concluyó  Mónica Rabago.

 

Podemos destacar que durante esta reunión se identificaron cuáles son  los  desafíos que enfrentan los sectores de la población vulnerable ante la llamada ‘nueva normalidad’ Pusieron de manifiesto la capacidad de adaptarse que presentan las obras sociales salesianas  ante las diversas adversidades incluso tan graves como la pandemia  actual.

Consideraron  enriquecedora la participación de la representación de cada inspectoría, determinaron que si bien en cada país se ha experimentado la pandemia con grandes diferencias; más tienen en común que en cada caso  han actuado con el  compromiso de ayudar, permanecer y acompañar a  quienes más lo necesitan.

Estas  obras salesianas modificaron su modo cotidiano de trabajar:

- Generaron  acciones inmediatas para responder a las necesidades emergentes

- Dieron seguimiento académico y apoyo psicológico virtual a los jóvenes y sus familias

- Se dieron a la tarea de  entregar  alimentos y despensas a familias afectadas por la perdida de empleos, - Ofrecieron  atención médica y apoyaron a subsanar las  necesidades básicas de la población vulnerable a través de alianzas con otras instituciones.

- Hicieron uso de medios de comunicación (radio, redes sociales y zoom)  para los diversos procesos educativos y pastorales

- Adecuaron  espacios físicos con las medidas de bioseguridad.

Entre iniciativas innovadoras tenemos:

- La implementación de ferias agroecológicas

- Los campamentos de verano

- Las actividades que movilizaron la solidaridad local e internacional con el apoyo de ONGs Salesianas.

Desafíos:

Coincidieron en que los retos a los que se enfrentan son:

-          La búsqueda de recursos para seguir operando de manera efectiva.

-          La capacitación del personal en recursos educativos adaptados al contexto actual.

-          La estandarización de bases de datos que permitan agilizar los procesos, entre otros.

El P. Juan Carlos Quirate afirmó: “La valoración del trabajo en equipo y el compartir de experiencias nos fortalece como Red”.

Fue un gran encuentro en un ambiente virtual que dejo ver una unidad fraternal, guiada por el compromiso de cumplir con la misión heredada de Don Bosco.